ATLÉTICO DE MADRID

Los otros intentos del Cholo de 'argentinizar' el Atleti... fallidos

De Paul y Lautaro son los dos fichajes que trata el técnico para la 21-22. En nueve años eligió a 11 compatriotas para su equipo. Sólo Correa funcionó.

Madrid
0
De Paul y Lautaro Martínez, los dos objetivos del Cholo para la 20-21.

Son dos fichajes los que, sobre todo, pretende Simeone para su Atlético 2021-22. Y los dos son argentinos, Rodrigo de Paul, de Udinese, y Lautaro Martínez, del Inter. Pero, ojo, la argentinización el Atlético es algo que a Simeone no le ha funcionado del todo bien en ocasiones anteriores. En los nueve años y medio que lleva el técnico argentino en el banquillo rojiblanco, llegaron 11 argentinos. Sólo uno ha funcionado de verdad, y después de mucha confianza y minutos del Cholo: Ángel Correa.

El primero fue el Toto Salvio, en la 2011-12. Jugó 28 partidos, con seis goles. Participó seis meses. Hoy juega en Boca. Cata Díaz jugó en 2012 en el Atlético, al que llegó procedente del Getafe. Sin más. Se fue a Boca 22 partidos después. Insúa también fue una apuesta del Cholo en 2012 pero tampoco. 17 partidos. Los de Ansaldi fueron 11. Comenzó titular pero desapareció abruptamente e hizo la maleta. A José Sosa Simeone le conocía de Estudiantes 2006. Cuando llegó al Atlético le pidió. Pasó sin pena ni gloria. 24 partidos en 2014.

Gaitán, Kranevitter, Vietto y la luz de Augusto

Kranevitter, Werner, Gaitán, Vietto y Augusto en su etapa en el Atlético.

Gaitán, uno de los grandes fiascos del Cholo. Tres temporadas se pasó pidiendo en las oficinas del Calderón, entonces aún estaba en pie, su fichaje. Tres temporadas hasta que lo logró en 2016, tras pagarle 25 millones al Benfica. Nunca funcionó. Se fue dos temporadas después (49 partidos, cuatro goles) por la puerta de atrás sin mostrar las virtudes de aquel Gaitán que brilló en el Benfica. La historia de Vietto es similar. El Atlético lo fichó después de un año espectacular en el Villarreal, gol al Atleti incluido. No le salieron las cosas. Nunca. Ni en el primer año, ni en las cesiones en Sevilla, Valencia y Fulham, ni en ninguno de los dos regresos al Atlético. Hoy juega en la liga árabe.

Augusto fue uno de los pocos argentinos que al Cholo le funcionaron en todos estos años en el Atlético. Pero lo truncó una lesión. Porque si el fichaje fue polémico, en mitad de temporada, enero de 2016, tras la dura lesión de Tiago, arrebatándoselo a un amigo, Berizzo, entonces entrenador del Celta, a su capitán, Augusto Fernández. Se fue a China en 2018. Kranevitter. Otro fiasco. Hoy en la liga mexicana, era una de las grandes perlas del fútbol argentino y de River cuando el Atlético lo fichó en 2016 pero nunca se hizo. Se fue 11 partidos después. Hoy juega en México. Y a México se fue Werner, el portero fichado en 2016 al que cedieron a Boca. Sin más participación en el Atlético que tres partidos. Residual. Cesiones en Huesca y Málaga donde tampoco brilló.