El Derbi

Atlético de Madrid - Real Madrid

ATLÉTICO - REAL MADRID

Vietto, de marcar en el derbi a Arabia Saudí con 27 años

El argentino consiguió su único gol con el Atlético en Liga para empatar un derbi en el Calderón contra el Real Madrid. Hoy en día milita en el exótico Al Hilal.

Luciano Vietto celebra su gol al Real Madrid.
CURTO DE LA TORRE AFP

Luciano Vietto ha vivido una carrera frenética y llena de altibajos. El delantero argentino explotó muy pronto, levantó el interés de múltiples equipos europeos tras sus primeros pasos en la máxima categoría argentina y acabó fichando por el Atlético después de un año brillante en el Villarreal. Pero de rojiblanco, su carrera se frenó. Después de ir enlazando cesiones (Sevilla, Valencia y Fulham) y marcharse al Sporting de Portugal en la 'Operación Gelson', hoy en día milita en el Al Hilal de Arabia Saudí con solo 27 años.

Pero volvamos a los inicios. Vietto tuvo su año de explosión en la temporada 2012-13, cuando con 19 años comenzó a despuntar en Racing y empezó a mostrar una gran contundencia de cara a puerta a pesar de su físico liviano. Un regateador nato, muy técnico, que consiguió 13 goles en 33 partidos en su primera temporada completa en el primer equipo. En la siguiente sus cifras bajaron, pero conservó el interés de grandes equipos europeos, entre ellos el Atlético. Simeone ya confesaba por aquel entonces que había dos jugadores en Argentina que le gustaban mucho: Luciano Vietto y Ángel Correa.

El segundo llegó al club, pero en el caso del primero se adelantó el Villarreal. Y no pudo tener un desembarco en España más espectacular. 20 goles en 48 partidos en la temporada 2014-15 para destaparse como una de las grandes promesas sudamericanas. Vietto hizo 12 tantos en Liga, uno de ellos regateando a Godín y superando a Moyá para dar la victoria al Villarreal en el Vicente Calderón. Además, haría ocho tantos en Europa League para llevar al Atlético a invertir 20 millones en sus servicios. Pero de rojiblanco ese brillo se frenó. Desde el primer día de pretemporada Vietto se dio cuenta de que en el Atlético iba a sufrir. El despliegue físico del equipo contrastaba con sus características y le costó mucho ir entrando en el equipo. Tan solo tres goles en los 28 partidos en los que participó en la temporada 2015-16, cuando acabó disputando únicamente 54 minutos en los últimos 12 partidos que fue convocado.

Vietto pasó de 12 goles en Liga a uno, pero muy especial. En el derbi, contra el Real Madrid en una jugada iniciada por Jackson Martínez, otro de los delanteros que nunca cuajó, aprovechó un balón suelto de Keylor Navas para hacer el tanto del empate. Marcaría también al Reus en Copa y al Benfica en Champions. Además, en su haber quedó la asistencia para el gol 100 de Fernando Torres en el Atlético. Volvería a tener minutos de rojiblanco en la temporada 2017-18, después de haber crecido durante su cesión en el Sevilla (10 goles en 31 partidos).

Vietto marca su gol en el derbi contra el Real Madrid.

Pero las tornas no cambiaron. Disputó diez encuentros sin marcar antes de salir cedido en enero al Valencia, donde en el segundo partido hizo un hat-trick en Copa contra Las Palmas que despertaba la ilusión de la afición che. Pero solo llegarían dos tantos más antes de poner rumbo a la Premier League en el Fulham, donde solo hizo un tanto. La carrera de Vietto iba cuesta abajo, tras no volver a encontrar las sensaciones de su primer año en Europa. Finalmente, entró en la operación con la que el Atlético se quedó con los servicios de Gelson Martins tras la denuncia del Sporting, antes de traspasarle al Mónaco.

En Portugal se vio un Vietto algo más afinado, pero en noviembre del año 2020 el argentino decidió cambiar de aires, dar un vuelco a su carrera alejándose del foco futbolístico, pero con unos emolumentos inigualables en Europa. Con 27 años puso rumbo al Al Hilal de Arabia Saudí, donde actualmente milita. Es más, el pasado domingo consiguió su segundo gol en liga. Un futbolista que en el Villarreal tuvo un impacto enorme, pero nunca llegó a cumplir esas expectativas de regateador y finalizador finísimo de cara a puerta. En el Atlético pasó con más pena que gloria, pero consiguió un gol para el recuerdo en todo un derbi, un partido que siempre deja huella en el aficionado.