ARSENAL

Thomas aclara el incidente con Arteta que se hizo viral

El centrocampista del Arsenal ha explicado lo ocurrido en diciembre, cuando se trató de retirar, lesionado, y el técnico español pareció empujarle de vuelta al campo.

Thomas Partey, con el Arsenal.
Visionhaus Visionhaus

Thomas Partey abandonaba el pasado verano el Atlético sobre la bocina, pago de cláusula de rescisión mediante (50 millones de euros). En el Arsenal parecía ser la pieza que faltaba al puzle del centro del campo de Arteta, pero los problemas físicos no han dejado al internacional ghanés brillar como le hubiera gustado. En una entrevista recogida por el 'Mirror', el centrocampista se sincera, pone su temporada en el centro del escenario y reconoce que ha pasado por "subidas y bajadas".

Uno de esos valles que hubo de afrontar durante el curso fue el derbi londinense contra el Tottenham del 6 de diciembre. Thomas regresaba al once tras estar de baja por problemas musculares, pero cuando se aproximaba el descanso sintió molestias en el muslo y se trató de retirar a la banda, cojeando. Hasta ahí, todo normal. Pero en ese momento, los Spurs montaron una contra, que acabaría en el 2-0 final, y Arteta, nervioso, le empujó al campo. Al instante sería sustituido, pero el vídeo del técnico se hizo viral y ahora, meses después, nuestro protagonista ha querido explicar lo sucedido, quitándole hierro al asunto.

"Arteta no me empujó, traté de correr de vuelta y salvar la situación, pero no pude porque era muy doloroso"

Thomas Partey, sobre el incidente con Arteta

"Bueno, creo que la gente malinterpretó la situación. Recuerdo que robé el balón a un jugador de los Spurs y entonces sentí el muslo y me marché caminando al banquillo. En ese momento no sé que pasó y de repente estaban ellos atacando. Arteta no me empujó, traté de correr de vuelta y salvar la situación, pero no pude porque era muy doloroso. Los medios lo vieron y lo hicieron viral", aclara un Thomas que se perdió las siguientes seis jornadas ligueras por la mencionada lesión.

Aclarado el tema, ha querido recordar que eso es algo del pasado y que ahora su físico no es problema: "En los últimos partidos pude jugar más de 70 minutos e incluso los 90 en alguno de ellos. Pienso que me voy sintiendo bien". No ha sido una temporada de adaptación sencilla, pero siempre que ha estado disponible ha sido un fijo para Arteta y ha terminado con 36 partidos disputados la campaña. Su mayor debe es la incidencia directa en el marcador, pues apenas ha conseguido sumar tres asistencias y no se ha estrenado como goleador, a pesar de ser habitual verle disparar desde la distancia. En su segundo año en la Premier le toca convertir los malos recuerdos en anécdotas del pasado y liderar al Arsenal a los puestos europeos.