RAYO VALLECANO

El Rayo de Iraola pasa de las dudas a la final por el ascenso

El equipo reaccionó a tiempo para sorprender al Leganés en el playoff. Los franjirrojos suman cinco victorias en los últimos seis partidos. Se han ganado el derecho a soñar ante el Girona.

Los jugadores del Rayo celebran el 1-1.
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Rayo se ha colado en la final del playoff por méritos propios y después de una eliminatoria en la que, prácticamente, pasó por todos los estados. Arrasó al Leganés en la ida, mostrando una extraordinaria pegada y echando el cerrojo atrás (3-0), y supo sufrir, tras el tempranero gol de Rober Ibáñez, y competir manejando los tiempos en la vuelta de Butarque (1-2). Y eso que los pepineros partían como los favoritos, presentando como credenciales su goleada al Zaragoza (0-5) y su racha de ocho partidos sin perder, en la que sólo habían encajado dos goles. En esas, el Rayo, la Cenicienta de estos cruces, se había clasificado, gracias a la derrota del Sporting y después de haber caído a manos del Lugo (0-1).

Su reacción ha llegado en el mejor momento. Entre abril y mayo, los de Iraola encadenaron cinco jornadas sin vencer —tres empates (Logroñés, Albacete y Leganés) y dos derrotas (Mirandés y Sabadell)— y las dudas se cernían más que nunca sobre Vallecas. No llegaban los resultados y tampoco el juego convencía, hasta el punto de que la continuidad del técnico estuvo en entredicho. Finalmente siguió y el equipo tiró hacia arriba. Desde entonces, suma cinco triunfos en los seis últimos encuentros.

El entrenador vasco ha dado con su once tipo (Luca bajo palos; Advíncula, Saveljich, Catena y Fran García, en defensa; Óscar y Comesaña, en la medular; por delante, Isi, Trejo y Álvaro; y Qasmi como referencia arriba), el alineado contra Oviedo, Castellón y Lugo. Eso sí, la marcha de Advíncula con su selección lo ha trastocado frente al Leganés.

Ahora el Rayo se las verá con el Girona, el conjunto más en forma de Segunda, pero se ha ganado el derecho a soñar. “La gente está contenta. Tenemos una oportunidad muy importante, pero nos queda lo más difícil. ¿Favorito? Por números, el Girona. Tiene la ventaja de jugar la vuelta en casa, pero nosotros estamos bien, confío. Estamos donde queríamos estar”, explicó Iraola.

La plantilla franjirroja se aferra al ‘Sí, se puede’. También la afición, a la que el míster hizo un llamamiento, de cara a la trascendental cita del domingo (Vallecas, 21:00 horas): “Contar con la hinchada es fundamental para nosotros. Cambia mucho. Es uno de nuestros puntos fuertes”.