LEGANÉS

El Leganés se aferra a un 3,6% de fe

De los últimos 194 partidos que ha disputado el Leganés en Liga, sólo siete (el 3,6%) le valdrían para pasar ante el Rayo. En casa, sólo ha conseguido dos 4-0 en los últimos 97 partidos ligueros.

El Leganés se aferra a un 3,6% de fe
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El Leganés tiene una cita con la historia. Remontar el 3-0 que el Rayo Vallecano le endosó en la ida de las semifinales del playoff se antoja asunto casi imposible. Como nadar contracorriente para remontar una cascada. Pero la ciudad cree. Butarque cree. Lo hace aferrado a cualquier excusa que le aporten. Esperanzas matemáticas no hay muchas, pero existen.

Se dividen en varias cábalas. Por ejemplo, 2 de 97. Son las veces que el Leganés ha ganado por 4-0 como local en las últimas cinco temporadas. Ese marcador le valdría para tumbar al Rayo en el tiempo reglamentario. En aquellas ocasiones se logró frente al Deportivo de la Coruña y frente al Betis (al que corresponde la foto de este texto, con Pires celebrando un gol desde el medio campo). Ambas goleadas fueron en Primera División, el primer curso de los pepineros en la élite y también con Asier Garitano al frente.

Han pasado más de cuatro años. El recuerdo es lejano, pero perdura. En Segunda División el Leganés no vence como local por 4-0 desde abril de 2016, cuando el curso del ascenso vapuleó al Valladolid. Más cercano está el 0-5 del pasado domingo en Zaragoza, ése con el que el Leganés entró al playoff certificando la tercera plaza.

El 3-0 también vale y la fe de forastero

Precisamente esa posición, ser tercero, es lo que también hace válido ganar por 3-0 siempre que se consiga durante los 90 minutos y después se mantenga en la prórroga. De acabar así el partido, no se iría a los penaltis. En ese escenario, el Leganés también pasaría de eliminatoria. De este resultado hay más precedentes. En esos últimos 97 partidos de local en Liga, el Leganés tumbó a su rival por este tanteador en tres ocasiones: dos en Primera (ante Las Palmas y Betis) y una en Segunda (ante el Logroñés esta temporada).

Ampliando el foco, y por buscar argumentos también lejos de Butarque, en estos últimos cinco cursos el Lega logró vencer de visitante también dos veces por un marcador que, aplicado a la visita del Rayo, también le serviría para pasar de ronda: precisamente el reciente 0-5 ante el Zaragoza y el 0-3 con el que ganó al Sevilla en 2019. Esto es, de 194 partidos entre local y visitante disputados en Liga en las últimas cinco temporadas, sólo siete le valdrían al Leganés para lograr la machada ante el Rayo. Apenas un 3,6%. Bajo porcentaje de fe que, sin embargo, en Leganés es suficiente para tener esperanzas, aunque sean mínimas. Porque la ciudad cree. Butarque cree.