REAL MADRID

Pintus, la 'obsesión' de Florentino

El presidente blanco potencia la llegada del preparador físico tras un curso con 62 lesiones, COVID aparte. Ya hubo problemas con Ancelotti en la primera etapa.

Madrid
0

El Real Madrid ha anunciado tres incorporaciones desde que finalizó la temporada: la de Alaba, gratis desde el Bayern de Múnich; la de Carlo Ancelotti para sustituir a Zidane; y la del nuevo jefe de la preparación física en la Casa Blanca, Antonio Pintus, que regresa tras haber estado ya en el club entre 2016 y 2019. Un cargo históricamente de poco renombre anunciado como un fichaje más, símbolo de la importancia que Florentino Pérez le da a esa parcela para que el Madrid pueda seguir compitiendo al más alto nivel. Es la obsesión del presidente blanco.

Ya pasó en 2016, cuando llegó procedente del Olympique de Lyon para reforzar el cuerpo técnico, por petición expresa de Zinedine Zidane. Y también hubo anuncio en 2019 cuando el club blanco firmó a Grégory Dupont, otra petición de Zidane, que había terminado mal con Pintus y decidió sustituirle por el que había sido el preparador físico de la Francia campeona del mundo. Y ahora, otra vez, anuncio de campanillas y plenos poderes para Pintus, que no sólo se encargará de la preparación física del primer equipo, sino que coordinará la de todas las plantillas del organigrama madridista.

Pintus, con el Real Madrid.

Y es que la preparación física siempre ha sido un factor de peso para Florentino Pérez, el reflejo del trabajo en los entrenamientos y de cómo este se traslada a los partidos. En esa línea, Pintus le ha ofrecido los mejores resultados en todos sus años de presidencia: con el italiano se ganaron ocho títulos en tres años, incluidas dos Champions League y un doblete Liga-Champions en la 2016-17, el punto en el que el Madrid de Zizou alcanzó su máxima expresión.

El curso pasado, el 2019-20, el papel de Dupont acabó en aprobado alto: el curso empezó mal, con muchas lesiones, pero el equipo acabó como un tiro tras el confinamiento, ganando diez partidos seguidos gracias en gran medida a la potencia física que mostraba, muy superior a los rivales. Sin embargo, esta temporada esa confianza se desvaneció debido a las 62 lesiones que el Madrid ha sufrido durante la temporada, COVID aparte. La marcha de Zidane es la excusa perfecta para propiciar la salida de Dupont, si bien es muy probable que hubiese seguido en el club en el caso de que el marsellés no hubiese abandonado el banquillo.

Pero no fue así, Zidane se marchó y Dupont también sale del Madrid, una ausencia que Florentino cubre recurriendo a un Pintus en el que tiene confianza plena. El italiano, además, ha dejado el Inter de Milán tras lograr el Scudetto debido a la marcha de Antonio Conte. Todas las circunstancias confluyeron para que Pintus acabase en el Madrid.

Ancelotti, Pintus y Mauri

Pintus trabajará con Ancelotti, en cuya primera etapa en el Madrid (2013-2015) la preparación física ya fue fuente de conflictos. Entonces, su preparador de cabecera era Giovanni Mauri, al que en el Madrid señalaron como parte de la caída que el equipo sufrió en la segunda parte del curso 2014-15; hasta el punto de que se estudió la opción de mantener a Ancelotti en el puesto, pero forzándole a asumir una nueva cara en la preparación física.

Mauri ya no está, se retiró tras la salida de Ancelotti del Bayern y desde entonces, en Nápoles y Everton, el preparador físico de Carletto ha sido su hijo, Francesco Mauri, que ya estuvo en el cuerpo técnico blanco entre 2013 y 2015 como rehabilitador. Sin embargo, con la llegada de Pintus junto a Ancelotti, Mauri Junior asumirá un rol secundario para trabajar junto a uno de los mayores expertos de la materia que hay en el fútbol actual.