VALENCIA

El enigma bajo palos del Valencia

El Valencia está a un paso de firmar al joven georgiano Mamardasvhili, al que se le ha dicho que será tercer portero cuando en plantilla ya están Cillessen, Jaume y Cristian Rivero.

El enigma bajo palos del Valencia
Parker DIARIO AS

El Valencia, en breve, tendrá más porteros vinculados al primer equipo que defensas centrales. El club está cerca de cerrar el fichaje del joven guardameta Mamardasvhili. Su contratación está solo pendiente del intercambio del contrato de cesión con opción de compra. Con el georgiano, José Bordalás tendrá cuatro con los que entrenar (Cillessen, Jaume, Cristian Rivero y Mamardasvhili), por tres centrales a día de hoy: Diakhaby, Guillamón y Gabriel Paulista. Evidentemente cada uno de los porteros tiene sus circunstancias y su rol, aunque no deja de ser llamativo el ‘overbooking’ de porteros y las expectativas del club con cada uno de ellos.

Jasper Cillessen: El holandés es titular indiscutible y a la vez el primero al que se quiere vender. La razón de tan curiosa contradicción radica en el porcentaje de coste de plantilla que consume. Cillessen le cuesta al Valencia unos 11 millones por temporada y tiene contrato hasta 2023. Por esa razón ya se le quiso dar salida el pasado verano, aunque se lesionó en agosto y se quedó en plantilla. Las lesiones no le respetaron y ello propició que solo actuara en 11 partidos de Liga, aunque sus actuaciones fueron clave para que el Valencia no sufriera más de lo que lo hizo. La Eurocopa se veía como una ventana idónea para que se comprobara que sus molestias físicas fueron cosas puntuales de un mal año y no consecuencia de su edad (32), pero se contagió de coronavirus y Frank de Boer le ha dejado fuera de la lista. El mercado de puño cerrado que les espera a los clubes por las secuelas de la pandemia no es el idóneo para que el Valencia reciba una oferta por los casi 18 millones que restan por amortizar de su fichaje, así que o asume pérdidas contables o cumple con el deseo de Bordalás, que quisiera tener al portero holandés a sus órdenes.

Cillessen, Rivero y Jaume.

Jaume Domenech. El portero de Almenara viene de firmar la temporada con más partidos con el Valencia desde que llegó al primer equipo en 2019. Jaume jugó 28 partidos, en los que encajó 42 goles. Algunas de sus actuaciones generaron dudas y tanto Gracia como después Voro dejaron constancia que en condiciones físicas similares, Cillessen era el titular. Jaume, 28 años, tiene contrato hasta 2023 y es uno de los capitanes del Valencia. Jaume se fue de vacaciones sin otra orden que regresar a partir del 5 de julio para ponerse a las órdenes del nuevo entrenador y su nombre no está en la lista de salidas ni tan siquiera de posibles salidas.

Cristian Rivero. El Valencia le ha renovado hasta 2024. A sus 23 años, el portero de Gandía viene de cerrar el año de su debut con el primer equipo. Lo hizo en los partidos de Copa del Rey contra Terrasa, Yeclano, Alcorcón y Sevilla. El verano pasado estuvo a un paso de salir cedido al Málaga. Pero en agosto se lesionó Cillessen y su continuidad se hizo más necesaria que su formación. Los técnicos del Valencia le ven como el portero del futuro y durante las conversaciones para su renovación se le ha recalcado que su sitio el año que viene está en la plantilla de Bordalás, sin contemplarse a día de hoy su salida en forma de cesión.

Giorgi Mamardasvhili. El Valencia cerrará en los próximos días la contratación del joven portero giorgiano. Tiene 20 años y llegará cedido por una temporada con opción de compra a la conclusión de la misma. Evidentemente Mamardasvhili llega con la promesa de entrenar con el primer equipo, aunque tuviera ficha del filial. Pero en la coyuntura actual, el georgiano sería el cuarto portero en discordia y no deja de ser curioso que, un guardameta que la pasada temporada compitió en la fase previa de la Europa League con el Tiblisi (tres partidos europeos, entre ellos uno contra el Granada) vaya a jugar en quinta división de España, que es la categoría a la que ha descendido el filial blanquinegro.