FRANCIA

El PSG de Irene Paredes está a 90 minutos de desbancar al OL

El Paris Saint Germain está a 90 minutos de ser campeón de Francia y desbancar así al Olympique de Lyon de Dámaris y Lola Gallardo. Las parisinas dependen de si mismas

El PSG está a 90 minutos del título.

El Paris Saint Germain está a 90 minutos de acabar con el reinado del Olympique de Lyon. Las parisinas dependen de si mismas para ganar la liga francesa tras empatar la pasada semana contra las lionesas en el partido clave por el campeonato (0-0). El PSG depende de sí mismo para levantar el título liguero si este viernes (20:45 horas) gana al Dijon en su estadio independientemente de lo que haga el Olympique de Lyon que juega a la misma hora también en casa contra el Fleury 91.

El PSG de Irene Paredes tiene un punto más que el Olympique de Lyon y es el único equipo invicto del campeonato. Dos empates han cedido las capitalinas, ante el Bordeaux y contra el Lyon el pasado fin de semana, mientras que ganó a las lionesas en el partido de la primera vuelta, lo que le mantene líder con un punto más que el conjunto lionés que sólo ha pinchado ante el PSG con un empate y una derrota.

Si el PSG levanta finalmente el título será el primero femenino en sus vitrinas y acabaría con la friolera de catorce títulos seguidos del Olympique de Lyon que manda en el palmarés del campeonato galo con esos 14 entorchados. Le sigue el Paris FC y el Saint Maur con seis cada uno y el Stade Reims con cinco. El PSG, tras ocho subcampeonatos lograría así su primer título liguero convirtiéndose en la bestia negra del equipo lionés que sólo ha perdido esta temporada dos partidos, ambos ante las parisinas, uno le va a costar el título liguero, el otro le costó el pase a las semifinales de la Champions.

Sería el primer título liguero para Irene Paredes, la capitana del PSG, en el que puede ser su último año en París, mientras que Lola Gallardo y Damaris Egurrola, que llegaron esta temporada, vivirán la peor campaña del Olympique de Lyon en los últimos años quedándose en blanco. Un curso que ha hecho al presidente Aulas plantearse muchas cosas y prepara varios bombazos en el mercado de fichajes para volver a reinar no sólo en Francia, sino también en Europa.