ATLÉTICO DE MADRID

La complicada decisión sobre el futuro de Dembélé

Dembélé le dijo al cuerpo técnico que estaría encantado de seguir en el Atlético. El club tendría que pagar 35 millones, aunque podría intentar otras fórmulas. Mientras, peina el mercado.

Madrid
0
La difícil decisión sobre el futuro de Dembélé.
SUSANA VERA REUTERS

Moussa Dembélé acabó la temporada dando gracias por su periplo en el Atlético, club al que llegó como refuerzo invernal tras la marcha de Diego Costa. La decisión del hispano-brasileño de abandonar el equipo fue una de los primeros escollos que el equipo de Simeone se encontró en el camino. Y llegó Dembélé, quien entre unas cosas y otras apenas ha podido demostrar su valía de rojiblanco. El jugador, cedido hasta final de temporada, se marchó pidiendo al Atlético que cuente con él para el próximo ejercicio.

Dembélé indicó tanto al cuerpo técnico como a los dirigentes del club madrileño que se encuentra feliz en Madrid, muy a gusto y contento de formar parte de una plantilla que al final ganó el título liguero. Su presencia en el Atlético ha sido difícil y apenas ha podido jugar en el conjunto del Cholo. Primero pasó el coronavirus, por lo que se perdió los partidos ante Celta, Granada y Levante. Y posteriormente sufrió un desmayo en un entrenamiento, lo que hizo que estuviera bajo observación médica y se perdiera los choques ante Betis y Sevilla.

En total, participó en cinco partidos ligueros: Levante, Getafe, Eibar, Huesca y Osasuna. Y en dos de Champions, en la eliminatoria ante el Chelsea. En total, 140 minutos de juego, sin ningún gol ni asistencia. Aunque siempre dio la sensación de ser un futbolista peligroso de cara al rival, agresivo y con velocidad. El gol se le resistió, aunque estuvo cerca de marcar ante Getafe y también en Champions.

El Atlético, si quiere hacerse con el jugador, tendría que pagar 35 millones de euros al Olympique de Lyon, algo que no va a hacer. Pero sí podría intentar alguna otra fórmula para evitar desembolsar esa cantidad de dinero. La dirección deportiva, mientras tanto, espera lo que suceda con Morata, cuyo futuro parece estar en la Juventus. Y mira el mercado ante la opción de tener que fichar otro delantero. Suenan nombres importantes, como los de Dybala y Lautaro, pero son operaciones inviables desde el punto de vista económico... a no ser que salga algún jugador de primer nivel.

Ahora mismo parece complicado que Dembélé pueda seguir otro año más de rojiblanco, pero en el fútbol no hay nada decidido. Con 24 años, y con un valor de mercado de 25 millones de euros, con el delantero hay un compás de espera. Nadie quiere precipitarse en ningún sentido.