MERCADO

Mbappé, Cristiano e Icardi preparan el terremoto del verano

El mercado es un efecto dominó cuyas piezas empezarían a caer si el Madrid lograr el fichaje del crack del PSG. Ronaldo ocuparía su lugar en París e Icardi haría lo propio en Turín.

Mbappé, Cristiano e Icardi preparan el terremoto del verano

Mientras el baile de los banquillos protagoniza la actualidad futbolística, un terremoto en el mercado de fichajes está germinando, el que pueden provocar Kylian Mbappé, Cristiano Ronaldo y Mauro Icardi. Un tridente cuyo futuro navega de la mano, puesto que el movimiento de uno afectaría al siguiente y así sucesivamente. Son vasos comunicantes. Aunque la pieza más codiciada y la que desataría las hostilidades es el crack del PSG, anhelo eterno del Real Madrid. Si el conjunto madridista convierte en realidad el sueño de ver a Mbappé de blanco, Cristiano tendría las puertas abiertas en París, al tiempo que dejaría libre una taquilla en el Juventus Stadium que Icardi podría reclamar como suya. Como decimos, un verdadero seísmo futbolístico.

No es ningún secreto que el tiempo apremia en el Parque de los Príncipes en lo que a Mbappé respecta, como bien se hace eco La Gazzetta dello Sport en un análisis de estos acontecimientos condicionados entre sí. El contrato del delantero de Bondy expira en 2022, por lo que el ahora o nunca se escribe en mayúsculas en la oficina de Leonardo. En el PSG no dan su brazo a torcer, pero la realidad es que Kylian ha rechazado todas y cada una de las ofertas que en París le han puesto sobre la mesa para renovar. Algo con lo que el Madrid hará fuerza para lograr su fichaje este verano. Todo parecía diseñado para que Zidane dirigiese a su compatriota como estandarte del nuevo Santiago Bernabéu, pero será Carlo Ancelotti quien, de producirse finalmente, disfrutará del regalo veraniego.

Así, con el hueco salarial dejado por Mbappé, Cristiano Ronaldo sí encajaría en el PSG. Y es que unir tres estrellas de semejante, pues Neymar ya ha renovado por 36 millones de euros netos al año, sería algo quimérico. El futuro de CR7 en Turín es, si cabe, más borroso que el de Mbappé en París. El astro portugués pidió salir de la Juventus. De hecho, el Madrid volvió a entrar en escena. Esa opción la apagó el propio Florentino en una de las entrevistas que concedió con motivo de otro terremoto, el de la Superliga, pero en la Vecchia Signora, como bien ha contado AS, ven con bueno ojos desprenderse de su estrella.

Comparativa de la temporada de Cristiano, Mbappé e Icardi.

No por rendimiento, pues sigue siendo excelso como demuestran los 29 goles que le han valido ser el capocannoniere de la Serie A, sino por los 30 millones netos que se embolsa Cristiano anualmente. Si llegase una oferta de unos 25 millones, el conjunto bianconero la aceptaría. De esta manera podrían afrontar una necesaria renovación de la plantilla, la cual ha comenzado con Allegri sustiyendo a Pirlo en el banquillo. Un Allegri que, por cierto, era la opción preferida para el Madrid como sucesor de Zidane. Vasos comunicantes... Si Cristiano no sale, se antoja complicado que en Turín, con la economía maltrecha, puedan afrontar fichajes que supongan coste alguno, como el del siguiente factor de la ecuación.

Así llegamos hasta Mauro Icardi. En el PSG ha pasado de pieza indispensable del cuarteto de oro del Parque de los Prínicipes (Mbappé-Neymar-Di María-Icardi) y de desbancar a Cavani, máximo goleador de la historia del club, como nueve del equipo, a sufrir un sorpasso similar al que vivió El Matador, perpetrado en este caso por Moise Kean. El delantero italiano llegó cedido por el Everton sobre la bocina del mercado y partido a partido fue limando distancias con el ex del Inter, por quien ese mismo verano pagó el PSG los 50 millones que figuraban como opción de compra.

Al cierre de la temporada, 19 tantos para Kean, a quien ansían mantener en el Parque de los Príncipes al menos un años, y 13 para Icardi, su peor marca goleadora desde la temporada 2013-14. Los cantos de sirena desde Turín vuelven a aparecer, aquellos que casi acaban con Mauro en el Juventus Stadium cuando finalmente llegó cedido al PSG. La cantidad que demanda el actual subcampeón de la Ligue 1 es de unos 40 millones de euros, según apunta La Gazzetta. Algo que es inviable que desembolse el conjunto bianconero... a no ser que Cristiano Ronaldo abandone el barco y con ello venga un mayor desahogo financiero.

Pogba y el United, actores secundarios

Aunque hay un cuarto actor en este culebrón, el Manchester United, que podría dejar fuera de juego a Icardi y, por ende, al PSG. Y es que si Mbappé aterriza finalmente el Madrid, algo para lo que, por cierto, trabaja Karim Benzema en su regreso con Francia, y Cristiano opta por un retorno melancólico a Old Trafford en lugar de ocupar el hueco de Kylian en la capital francesa, sería el nombre de Paul Pogba el que entre en escena, como bien recuerda el medio citado anteriormente. La Juventus sueña con otro retorno cargado de sentimentalismos, el de Paul Pogba, una operación tremendamente complicada, pero que podría abaratarse con el retorno de CR7 a Mánchester. En definitiva, mucho condicionante con una gran certeza, si el Madrid consigue fichar a Kylian Mbappé, el mercado se volverá loco.