CHAMPIONS

Kovacic: 4 Champions, 17 minutos

El centrocampista del Chelsea ganó tres Orejonas con el Real Madrid sin saltar al terreno de juego en las respectivas finales. Ante el City salió en el 80'.

A nivel de clubes, pocas alegrías son comparables a ganar la Champions League. No es fácil, sino que se lo pregunten al Manchester City o al PSG, en batalla continua con la máxima competición continental desde que los petrodólares convirtieron sus proyectos en titanes de Europa. El Chelsea, otro equipo formado a golpe de talonario, ha robado una oportunidad de oro a los primeros. El triunfo de Tuchel, del bloque, de la afición blue, del fútbol físico y vertical contra la posesión y el talento puro citizen... y de un auténtico especialista en ganar finales de Liga de Campeones: Mateo Kovacic.

Y es que el croata puede presumir de un logro difícilmente equiparable, contar con cuatro Orejonas en su palmarés particular con apenas 17 minutos de juego en las finales respectivas. Eficacia total. Las primeras, como muchos habrán averiguado, fueron las tres de Zidane. Kovacic llegó al conjunto blanco procedente del Inter en 2015 e hizo las veces de amuleto. Tres temporadas en el Paseo de la Castellana que vinieron acompañadas de la Undécima, la Duodécima y la Decimotercera. Con su marcha se apagó la llama del triunfo europeo. Eso sí, en ninguna de las tres finales disputó minuto alguno.

Estadísticas de esta temporada de Mateo Kovacic con el Chelsea.

Estadísticas de esta temporada de Mateo Kovacic con el Chelsea.

En la 2015-16, los blancos superaron al Atleti tras una tanda de penaltis en la que el centrocampista no participar. Es más, ni siquiera formó parte de la convocatoria y tuvo que ver cómo sus compañeros superaban a los guerreros del Cholo desde la grada. Pero sus 339 minutos repartidos en ocho partidos en la competición le hicieron poseedor de la medalla de campeón. Un año después dio un paso más y estuvo en el banquillo, lugar que no abandonaría en la victoria blanca sobre la Juventus (1-4) en Cardiff. Su última temporada en la capital española la cerró en Kiev, en la final ante el Liverpool de Klopp, la de Bale... y la de Karius. De nuevo en el banquillo y de nuevo sin minutaje.

A la cuarta fue la vencida...

Después se marcharía, cedido primero y ejecutando la opción de compra después, a Londres. En el Chelsea ha sido mucho más importante que en el Madrid y durante gran parte de la presente temporada ha sido titular. Por delante incluso de un N'Golo Kanté que ha terminado el año en 'modo MVP'. Llegada la batalla final, contra el City, veía como su nombre aparecía en el listado de suplente. El pivote francés estaba acompañado por Jorginho, con Mount y Havertz por delante. Pero esta vez, Tuchel sí que contó con Mateo, que sustituyó al propio Mount en el 80' para tratar de solidificar el centro del campo ante el apretón final de los de Guardiola. Lo lograron y esos últimos diez minutos de tiempo reglamentario más los 7 del descuento se han convertido en sus 17 primeros minutos en una final de Champions. 17 minutos, cuatro finales y cuatro títulos. Tremenda estadística.