ITALIA

El jugador que cruzó África para cumplir su sueño: jugar en Italia

La última jornada de la Serie A dejó el debut del joven Yayah Kallon, un futbolista sierraleonés de 19 años que llegó a los 14 a Italia en barco tras huir de su país y cruzar media África.

El jugador que cruzó África para cumplir su sueño: jugar en Italia
GENOA FC

El fin de temporada en Italia volvió a dejar una historia que emocionó al mundo del Calcio. Hace bien poco tuvo lugar el debut de Ebrima Darboe con la Roma. Recorrió a sus 14 años una odisea desde Gambia, con el objetivo de ayudar a su familia. Y tras un paso por un campo de refugiados en Libia, acabó llegando a Sicilia. De ahí, a su debut profesional en este 2021. Una “epopeya” a la que se suma la de Yayah Kallon, el cual se estrenó con el Genoa en esta última jornada del campeonato después de cruzarse media África para cumplir su sueño.

Natural de Kono, Sierra Leona, debutó con 19 años con la camiseta del Grifone el pasado sábado en el partido contra el Cagliari. Además, lo pudo hacer a lo grande: tras su entrada en el descanso, a los 20 minutos pudo celebrar su primer gol en la Serie A. Sin embargo, segundos después, el linier levantó el banderín para señalar un fuera de juego de pocos centímetros. En poco tiempo, Kallon ya dejó muestras de lo que es capaz. Un atacante muy móvil, con gran regate, que viene pisando fuerte desde las categorías inferiores (con el equipo Primavera ha marcado 10 goles y repartido 8 asistencias en esta temporada). Tanto es así que dejó tumbando a uno de los mejores porteros de la liga como es Alessio Cragno.

Quiero llegar a lo más alto posible. Entrenar bien y dar lo máximo”, declaró Kallon a los micrófonos de Sky Sports después de debutar en la Serie A. Para mejorar, precisamente, cuenta en la plantilla con un jugador veterano de la calidad de Goran Pandev, campeón de la Champions League, del Scudetto, de cinco Copas italianas y de un par de Supercopas, entre varios títulos. "Me inspiro en él", fueron sus palabras sobre el capitán y emblema del club.

Una odisea de 8 meses para llegar a Italia

No obstante, para llegar a ese puesto privilegiado, Kallon ha tenido que atravesar un camino lleno de dificultades. A los 14 años, emprendió el viaje que le cambiaría la vida para siempre. “En Sierra Leona hay un grupo terrorista que secuestra niños para convertirlos en soldados. Mis padres tenían miedo de que me pudiera pasar a mí también, así que decidieron dejarme ir. Yo no quería, pero fue lo mejor”, apuntó el joven sierraleonés a Genoachannel. Por tanto, huyó de su país natal y tuvo que cruzar media África durante más de medio año hasta llegar a Libia en un tortuoso camino “Cuatro horas de viaje encerrado en el maletero de un coche con otros cuatro niños. Tenían que respirar por los agujeros de la carrocería. Su madre pensó que estaba muerto y mientras tanto su hermano fue secuestrado", expuso su abogado, Paolo Bordonaro.

Durante su estancia en Libia, Kallon tuvo que trabajar durante un tiempo para tratar de reunir una cifra económica con la que poder pagar su viaje a Italia.Allí hay de todo, no hay reglas. Jóvenes de los 14 a los 16 años caminando con armas. Limpié casas y coches. A veces me pagaban, y otras no. Cuando llegué a la cifra necesaria, me robaron y tuve que empezar de nuevo”, lamentó el joven sierraleonés del Genoa. Pero, finalmente, pudo conseguir su objetivo y escapar de aquel infierno para poder cumplir su sueño de llegar a suelo italiano tras ocho meses. Eso sí, entre medias, una larga travesía en barco hasta llegar a Lampedusa. “Duró ocho horas. Otros tardaron dos semanas, y también otros no lo pudieron lograr”, apuntó. Además, después de casi seis meses sin poder contactar con sus padres, pudo hablar con ellos a su llegada a Italia.

Un torneo de fútbol sala le llevó a la Serie A

De Lampedusa pasó a Scicli, situado en Sicilia, hasta llegar a Génova. Comenzó a militar en el Savona de Serie D durante la temporada 2018-19, región situada a unos 45 kilómetros de la ciudad de Génova. Pero un torneo de fútbol sala le acabaría llevando a la Serie A. Uno de sus compañeros le habló a su padre, quien conocía a un agente, sobre el propio Kallon. Después de verle jugar unos minutos, decidió levarlo a probar con la Virtus Entella. Las cosas del destino quisieron que, tras no superar aquellas pruebas, el Genoa apostase por él para su equipo juvenil en el 2019. Tal fue su impacto de primeras que, a los cinco días, en su primer amistoso marcó un doblete en 45 minutos que sirvieron como carta de presentación. Ahora, dos años después, ha derrumbado la puerta del primer equipo.