DEPORTIVO

El constante polvorín en el banquillo del Deportivo

Desde Víctor Sánchez del Amo (2015-16) ningún técnico del Deportivo ha completado una temporada. El último, Rubén de la Barrera, ha durado 15 partidos.

Rubén de la Barrera, en uno de sus últimos entrenamientos con el Deportivo.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

La profesión de entrenador es un trabajo de alto riesgo, algo que se multiplica por varios dígitos si tu club es el Deportivo. Ocurrió en la última etapa de Lendoiro, después con Tino Fernández, Paco Zas, Fernando Vidal y de nuevo ahora con Antonio Couceiro y Abanca como propietaria. El último en caer ha sido Rubén de la Barrera, un técnico que contaba con un apoyo casi unánime a pesar de no conseguir clasificar al equipo ni siquiera para la lucha por el playoff. Su renovación estaba casi cantada hasta que unas conversaciones del preparador coruñés con Las Palmas dinamitaron todo. En el club vieron falta de compromiso, mientras que el entrenador sostiene que había informado al Depor y que contaba con su permiso para hablar con el club canario.

Fuese cual fuese la gota que colmó el vaso, lo cierto es que el paso del técnico coruñés por el banquillo del Deportivo se ha quedado en 15 partidos. La cifra puede parecer muy corta, pero desde Víctor Sánchez del Amo (2015-2016) ningún entrenador ha completado una temporada y los hay muy recientes que duraron todavía menos: Martí (9), Anquela (10), Luis César (11) y Cristóbal Parralo (13). Un poquito más longevo fue Clarance Seedorf, que llegó hasta los 16 encuentros la temporada en la que se descendió de Primera.

Por encima de la veintena se sitúan Garitano (23) y Pepe Mel (24), ‘rival’ en la actualidad de Rubén de la Barrera para ser el inquilino la próxima temporada del banquillo de Las Palmas. El récord en estas últimas cinco temporadas, en las que han pasado por el banquillo diez entrenadores, lo tiene Natxo González en 32 encuentros. Fernando Vázquez, en su segunda etapa en el club, se quedó en 30 partidos. De ellos, 21 fueron la pasada campaña en Segunda y nueve en la actual hasta que fue destituido en enero. Un banquillo eléctrico en el que para encontrar un técnico que estuviese dos temporadas consecutivas hay que retroceder hasta Lotina, que permaneció al frente del equipo entre 2007 y 2011. El de Meñaka, con Lendoiro en la presidencia, sumó cinco temporadas consecutivas al frente del Depor. Ahora, en las últimas cinco temporadas ya han desfilado diez entrenadores… y cuatro presidentes.