INGLATERRA

Marcos Alonso y su montaña rusa

El lateral del Chelsea está viviendo un curso cambiante. De descarte con Lampard pasó a indiscutible con Tuchel y ahora rota con Chilwell. El Inter no le quita ojo.

Marcos Alonso celebrando un gol con el Chelsea.
SHAUN BOTTERILL Pool via REUTERS

Un vaivén constante. Así está siendo la temporada de Marcos Alonso. En verano aparecía en todas las quinielas para hacer las maletas y dejar Londres, pero ninguna tentativa llegó a cristalizar. Con Lampard fue titular en el amanecer de la Premier (Chilwell, fichaje de campanillas, estaba lesionado), pero tras irse al banquillo en el descanso ante el West Brom en la tercera jornada (3-0 al descanso) desapareció de las convocatorias. 16 jornadas ligueras sin pisar si quiera el banquillo. El traspaso invernal parecía la única solución, pero llegó Thomas Tuchel...

El alemán le identificó como un arma ofensiva clave en el dibujo con el que pretendía revitalizar a un Chelsea demasiado dubitativo. Como carrilero, con tres centrales guardándole la espalda, el canterano del Madrid mostró el nivel que le llevó a la élite y que encandiló, entre otros, a Antonio Conte en su etapa como técnico blue. 180 minutos contra el Atleti en octavos de Champions y fijo en competición doméstica, el madrileño era un puñal.

Sin embargo, llegado el mes de marzo su condición cambió de nuevo. Ben Chilwell llamaba a la puerta de los minutos, a pesar de brillar menos en un esquema como el que plantea Tuchel. El inglés, aún ofensivo, no alcanza la verticalidad de Alonso, pero es más estable a la hora de defender. Así, la banda izquierda fue propiedad del ex del Leicester ante el Oporto y el Madrid, en cuartos y semifinales de la Champions. Poco a poco iban pesando más las actuaciones del internacional inglés de 24 años y en las últimas once jornadas de la Premier, el español solamente ha jugado en cinco de ellas (cuatro titularidades).

Comparación de la temporada de Marcos Alonso y Ben Chilwell.

Aunque Alonso fuese titular en la pasada final de la FA Cup, el peso de la estadística no decanta del todo la balanza. Chilwell promedia mejores números (cada 90 minutos) en pases (56.6-46.5), regates (2.2-1.8, aunque el porcentaje de éxito favorece al español), centros (2.2-0.8) y o duelos totales ganados (19.6-19). Mientras que en disparos a puerta (1.6-0.8) y en aceleraciones (8.3-5.9) triunfa el lateral español, además de duelos aéreos (2.1-1.5) y recuperaciones (7.2-6.3), alumbrando dos de sus mejores cualidades, la potencia física y el golpeo de balón. Unas aptitudes que, como avanzábamos, gustaron, y mucho, a Antonio Conte cuando compartieron vestuario.

¿Reencuentro con Conte y la Serie A?

Por ello, el Inter ha sido el equipo con el que más se ha relacionado el futuro de Marcos Alonso. Hace unos meses, los neroazurri ya se interesaron por su situación y la de Emerson Palmieri y, según apunta La Gazzetta dello Sport, este verano volverán a la carga, pues ambos forman parte del plan renove que Conte tiene mente para el campeón de Italia. Allí podría brillar, en un esquema muy propicio para sus galopadas, un equipo en el que Perisic se ha adaptado a una posición que podría llevar el nombre del español la próxima temporada. Además, en el Chelsea valoran su venta para hacer caja con ella y conoce bien la Serie de su etapa en la Fiorentina. Veremos cómo termina el curso, puesto que los últimos meses de Marcos Alonso no han seguido caminos gobernados por la calma, sino por la apuesta por lo imprevisible.

*Estadísticas y gráfica vía BeSoccer.