ATLÉTICO

João Félix, un crack en el banco

Simeone se guarda la bala del portugués para usarlo de revulsivo cuando el partido esta tarde en el Camp Nou esté cansado.

Madrid
João Felix, en una sesión del Atlético. Ante el Barça esperará en el banquillo.
atleticodemadrid.com EFE

Se juega la vida, LaLiga, esta tarde el Atlético en el Camp Nou y lo hará sin João Félix de inicio. El portugués estará cerca, pero no en la hierba, esperando turno en el banquillo. El chico de los 120 millones dos años después todavía no se ha hecho indiscutible. Se esperaba que esta temporada, su segunda en el Atlético, fuera la de su explosión absoluta, como años ha ocurrió con Agüero. Primer año gris, de adaptación, y segundo de poner el fútbol a sus pies.

Y la historia comenzó bien en septiembre, con goles, Luis Suárez y regularidad. Pero ocho meses después la influencia de João sigue siendo intermitente. Su participación en el once no ha llegado al 50% en esta Liga (41%), con un 48% de los minutos jugados. Números pobres para un futbolista con pincel en la bota y que atesora tanto talento, diferente. Se sabe, se ha visto, pero siguen siendo chispazos, sin regularidad.

Las lesiones y el COVID han hecho mella. El portugués dio positivo el pasado 3 de febrero y recibió el alta el 16, justo para esos dos partidos ante el Levante que viraron el rumbo general del equipo y el particular para él. Si por un lado aquellas derrota y empate supusieron que el Atlético comenzara a perder su mullido colchón en la cabeza de LaLiga, hilo a hilo, por otro fueron también el inicio de los más oscuros que claros en João.

El virus se fue pero le dejó físicamente tocado, para jugar 60’ pero no los 90’ completos, como Simeone desliza entre sus íntimos al ser preguntado por sus suplencias. Cuando remontaba, zas, una lesión de tobillo que le apartó tres partidos. Regresó hace dos jornadas ante el Athletic y jugó ante el Elche: su participación entre ambos partidos es de 64 minutos en total (31’ y 33’). Simeone hoy se guarda su carta en el Camp Nou.

Esperando a João

Porque aunque João de momento no esté, sí se le espera, se le sigue esperando, por precio, esos 120 millones pagados hace dos años, fichaje más caro del club, y por calidad. Heredero del 7 de Griezmann, hoy en el equipo rival, no tiene su cuajo. Su último gol es de febrero (ante el Villarreal) y en todo 2021 sólo suma otro (ante el Valencia). Pero Simeone sabe, Simeone ve. Y la de João es una bala de plata que disparar al partido cansado.

“Valoramos la calidad de minutos, no la cantidad”. Esa es la frase que el técnico repite a menudo, como un mantra similar a ese otro, el partido a partido. Unos minutos, los que tenga João, que pueden servir para que se rebele y cambie de nuevo su rol. El partido de hoy puede ser para la historia y necesitará de su pincel.