EUROPA LEAGUE

Aficionados del Arsenal planean invadir el Emirates Stadium el jueves ante el Villarreal

Seguidores del club inglés están utlizando las redes sociales para convocar una movilización el jueves en la semifinal de la Europa League y forzar la suspensión del encuentro.

Aficionados del Arsenal planean invadir el Emirates Stadium el jueves ante el Villarreal
PABLO MORANO REUTERS

Unos 1.000 aficionados del Manchester United asaltaron el pasado domingo Old Trafford y provocaron la suspensión del Manchester United-Liverpool. Otros 200 seguidores se concentraron delante del Hotel Lowry. Dichas movilizaciones tenían como objetivo protestar contra los Glazer, propietarios del club mancuniano, por la entrada del United en la Superliga. Pues bien, un grupo de aficionados del Arsenal pretenden tomar el relevo de los seguidores del Manchester United y están convocando una concentración similar para el próximo jueves con motivo de la visita del Villarreal a Londres para disputar la vuelta de las semifinales de la Europa League. Los aficionados 'gunners' quieren mostrar así su malestar por la decisión adoptada por sus dirigentes de haber firmado su inclusión en la Superliga. Los promotores de la concentración en el Emirates Stadium han lanzado este mensaje en redes sociales para convocar a sus adeptos: “Daniel Ek (fundador de Spotify que quiere comprar el club) está presionando a Stan Kroenke (dueño del Arsenal). Nosotros, como aficionados, debemos hacer lo mismo”. Su intención es provocar la suspensión del encuentro ante el Villarreal, al igual que hicieron los aficionados del United con el partido contra el Liverpool este domingo. La UEFA aún no se ha pronunciado al respeto, pero la sanción a la que se arriesga el Arsenal tendría importantes consecuencias para la entidad londinense.

Los incidentes del pasado domingo en Manchester, además de la cancelación del Clásico inglés, dejaron seis policías heridos. Uno de los agentes sufrió una fractura en la cuenca del ojo y otro una herida en la cara. Ambos fueron hospitalizados. La policía calificó las acciones como "absolutamente atroces" después de que los seguidores lograran entrar al campo por la fuerza.

Pero los primeros seguidores que recurrieron a las movilizaciones para protestar contra sus dirigentes por formar parte de los 12 clubes promotores de la Superliga, fueron los hinchas del Chelsea. Los seguidores 'blues' se manifestaron el pasado 20 de abril a las puertas de Stamford Bridge antes del partido contra el Brighton. El excapitán y actual asesor del club Petr Cech, tuvo que pedir calma a los manifestantes y solicitar que dejarán acceder al estadio al autobús del equipo: “Calma, por favor, calma, dejad que el autobús entre. Lo entiendo, lo entiendo”, les decía el exportero a los aficionados allí congregados.