INGLATERRA

El United se arriesga a perder puntos tras las protestas en su campo

Según el DailyMail, esta sanción se puede aplicar porque está establecida en el reglamento de la Premier League. La Football Association puede imponer castigos más severos.

El United se arriesga a perder puntos tras las protestas en su campo
CARL RECINE Action Images via REUTERS

Los momentos de tensión que se vivieron ayer en los aledaños de Old Trafford y que culminaron con la invasión de campo de los aficionados para protestar contra la familia Glazer, propietaria del United, podrían tener consecuencias. El DailyMail cuenta este lunes que tanto la Premier League como la Football Associaton estarían estudiando sustraerle puntos de la clasificación a los Diablos Rojos tras el tumulto de ayer, que provocó la suspensión del United-Liverpool.

De momento, la decisión no es definitiva, pero ambos organismos han solicitado información al club mancuniano y a las autoridades locales con el fin de esclarecer los hechos. Esta sanción estaría barajándose en función de lo que estipulan las reglas de la competición inglesa y la Football Associaton. Según el rotativo inglés, el reglamento de la Premier señala que, en caso de que no se vele por una entrada y salida segura de los asistentes al estadio (aficionados, futbolistas, árbitros), se puede proceder a una extracción de puntos al club organizador del evento. El castigo de la Football Association puede ser incluso mayor: eliminar de todas las competiciones al club en cuestión, compensar económicamente al equipo rival por los daños provocados y un cierre del estadio.

El DailyMail explica que la Premier tiene el poder de crear una comisión de investigación en el momento que se vulnera una regla y que puede trasladar si lo desea su capacidad de decisión a la Football Association, que trataría el asunto bajo su propio reglamento. Uno de sus puntos, consultado por el rotativo inglés, establece que si en casos graves "las investigaciones de la Football Association concluyen que el club en cuestión no hizo lo suficiente para prevenir o controlar la mala conducta de sus aficionados, pueden abrirse procesos disciplinarios".

 El United se defiende

El Manchester United negó que los empleados del club permitieran la entrada de aficionados en Old Trafford, lo que degeneró en la suspensión del partido contra el Liverpool, y apuntó que
fue "una actividad criminal". El club inglés emitió un comunicado un día después de que 200 aficionados irrumpieran en el estadio como forma de protesta por la gestión de la familia Glazer, los dueños del club, y su papel en la Superliga europea.

"Ha habido rumores en los medios y en las redes sociales de los que los manifestantes accedieron al estadio por una puerta abierta por empleados del club. Esto es totalmente incorrecto", dijo el United en un comunicado. "Tras pasar las barreras fuera del campo y el perímetro de seguridad, algunas personas subieron las puertas al final del túnel de Múnich (una
de las entradas al estadio), forzaron el acceso a la puerta lateral de la grada, antes de abrir una puerta exterior que permitió al resto entrar al campo". "Una segunda filtración de aficionados se produjo cuando uno rompió una puerta, permitieron el acceso a un ascensor para discapacitados", añadió.

El club apuntó que no castigará a los manifestantes pacíficos, pero que trabajará con la policía para identificar a aquellos involucrados en las actividades criminales, además de imponer sanciones a los que sean abonados del equipo.