Las Palmas

Mel: “El debate sobre mi renovación debió cortarse hace tiempo”

“Hablar de la temporada que viene no nos beneficia en nada”, insiste el entrenador de Las Palmas. Anuncia varios cambios para recibir a la Ponferradina.

Mel: “El debate sobre mi renovación debió cortarse hace tiempo”
Gorka Leiza DIARIO AS

Con gesto serio, pero tan servicial como siempre. Así compareció este mediodía Pepe Mel, vía telemática, antes de recibir el domingo a la SD Ponferradina. Toca revolución. “Ante el Espanyol lo hicimos todo mal. Habrá cambios en la alineación, y varios futbolistas tendrán la oportunidad de reivindicarse”, aseguró hace unos minutos.

Acaso algo hastiado, entiende que “el debate” sobre su renovación “se tenía que haber cortado hace tiempo. No aporta nada bueno”. Mas asegura: “Si no continúo no pasa nada, esto es fútbol. Si lo hago habrá que trabajar con la perspectiva de ascender a Primera División”.

De su rival de mañana destacó “la sencillez con la que hace las cosas” y la bondad de su juego a balón parado.

Así repasó la actualidad de su equipo este mediodía desde la Ciudad Deportiva:

Renovación:

“Es un debate que tenía que haber cortado hace tiempo. Es una distracción para un equipo que todavía no ha conseguido su objetivo (la permanencia). Siempre hablo con sinceridad, no os oculto nada (a los periodistas), y hago dos ruedas de prensa semanales. El domingo tenemos un partido muy importante; como el de Cornellá, del que no hablamos nada. La Ponferradina se juega muchas cosas, como entrar en playoff, pero nosotros también. Si no ganamos sembraremos muchas dudas. El debate sobre mi renovación se tiene que acabar. No aportada nada bueno, solo distrae”.

Regreso del público a los estadios:

“Estamos viviendo una etapa extraña para todos. El público ahora nos sigue solo por televisión, y le echamos mucho de menos. Es algo que está matando nuestro deporte. Cuanto antes vuelva la afición, mejor. El fútbol es un espectáculo, y como lo dice la propia palabra, tiene que haber espectadores. Si no, acabaremos matando este deporte”.

Mel, durante su comparecencia de prensa telemática de este mediodía.

Desviar el foco del objetivo de la permanencia:

“Como dirían los argentinos, es algo que “me da bronca”. Nosotros tenemos que competir cada domingo. Creo que todavía es muy pronto para, por ejemplo, hablar de la temporada que viene. Es algo que no nos ha beneficiado. Pero la culpa es nuestra, lo que se hable fuera no nos debe afectar. Tenemos que estar centrados en lo inmediato; y lo inmediato es la competición, que siempre tiene que estar marcada en rojo. Quizás no hemos estado todo lo atentos que debiéramos al objetivo de la permanencia. Hablar sobre otras cosas no beneficia a nadie”.

SD Ponferradina:

“Es un equipo que hace las cosas muy bien, de manera sencilla y con buenos resultados. Por eso está por encima de nosotros. Ya en la primera vuelta tuvimos un partido muy parejo, que acabó 0-0. Tiene muchas virtudes como el juego a balón parado, algo que estos días hemos trabajado mucho. Tiene futbolistas de un nivel muy alto”.

Cambio de sistema:

“Tras el partido contra el Espanyol tenemos que darle una vuelta a todo. Varios futbolistas tendrán la oportunidad de reivindicarse, habrá cambios en la alineación. Si es necesario se retocará el sistema de juego. En diferentes etapas de los partidos hemos pasado del 4-4-2 al 4-1-4-1, o jugar con tres centrales… Podemos usar diferentes opciones en función de cómo vaya el partido”.

Ánimo de la plantilla:

“Es triste recordarlos, pero si hacemos las cosas bien pronto conseguiremos nuestro objetivo (la permanencia). Cuando hablo con mis futbolistas siempre lo intento hacer primero desde un prisma de optimismo. Después, debemos reconocer nuestros errores, detectar los fallos cometidos. También debemos afrontar las cosas con optimismo. Por ejemplo, aunque empatáramos, recientemente fuimos mejores que Málaga o Mallorca, por ejemplo. La Ponferradina hace las cosas sencillas pero muy bien, y para ganar debemos estar pletóricos en todo lo que hagamos”.

Apoyo:

“Cuando regresamos de Cornellá tuvimos una reunión en la que les repasé todo lo que hicimos mal; imagínate cuánto duró. Ser profesional del fútbol debe llevar aparejado aceptar lo bueno o malo que hayas hecho. Tienes que ser consciente de las cosas buena y aceptar las malas. Soy consciente de que estoy al frente de una entidad muy importante. Hay que mirar hacia adelante para corregir fallos y admitir lo que se ha hecho mal. En Cornellá no hicimos nada bien, todo salió mal desde el principio. El Espanyol nos superó en todo. Es normal que yo esté señalado, no espero otra cosa. Les dije también a mis jugadores que la mejor forma de mostrar su apoyo a un entrenador es sacar el orgullo personal. La mejor forma de hacer las cosas bien, que es distinto a ganar o perder porque al final esto es un juego, es darlo todo por quien te intenta ayudar”.

Presionado:

“Siempre intento estar relajado. Al hablar dos veces a la semana, a veces uno no sabe qué decir. Intento tener frialdad y mantener la tranquilidad, así es mejor la toma de decisiones. Tengo que vivir con el hecho de que se hagan encuestas sobre mi renovación. Por ejemplo: Guardiola esta semana es el mejor del mundo, pero si finalmente el PSG elimina al Manchester City toda la culpa será de él. Es algo que va en el cargo. Me encuentro en un momento tranquilo. Estoy en un club en el que siento que la gente me respeta, y estamos en una posición cómoda para conseguir el objetivo propuesto. ¿Qué al final de temporada nos tenemos que separar? No pasa nada, esto es fútbol. ¿Que continúo? Pues habrá que trabajar para intentar conseguir objetivos mejores y con perspectiva de ascender a Primera División. En estas situaciones, el nerviosismo te lleva a equivocarte”.

El papel de Fabio:

“Siempre ha sido un futbolista muy importante para mí en los dos años que llevo aquí. Fabio y Kirian le trajeron aire fresco a este equipo. Tienen que dar un paso adelante, y yo darles minutos cuando lo hagan. Fabio será muy importante en los 6 partidos que restan. Tiene que dar ese paso ante las bajas de jugadores como Javi Castellano, lesionado; Cristian Rivera, que tampoco está; y Enzo Loiodice, una de las ausencias que más hemos notado. Fabio y Kirian son gente de la casa, vinieron del filial. Tiene que decir: “Aquí estoy”.