Villarreal VLL
2
Trigueros 4',Albiol 28',Capoue 79'
Arsenal ARS
1
Dani Ceballos 56',Nicolas Pepe 72' (p)
Finalizado

SEMIFINALES (IDA) | VILLARREAL - ARSENAL

Los jueves también hay Champions

Villarreal y Arsenal, con dos entrenadores donostiarras, rememoran el duelo de las semifinales de 2006 con la fe de volver a la élite vía Europa League.

Los jueves también hay Champions
Domenech Castelló EFE

Esta Europa League huele a Champions por los cuatro costados. Y no sólo por los equipos que componen las semifinales de esta temporada (Villarreal-Arsenal y Manchester United-Roma) sino porque, para muchos, ganar esta competición es la única vía para regresar a la élite para la que están confeccionadas sus plantillas. El Villarreal marcha séptimo en Liga y el Arsenal camina décimo en la Premier. Con esa realidad, mezclada con la ilusión de unos y la necesidad de otros, arranca esta apasionante eliminatoria que, aunque no tendrá público, tiene a las dos aficiones especialmente agitadas por diferentes motivos: la groguet por el orgullo de volver a poner a un pueblo de 50.000 habitantes en el foco, gracias al proyecto de Roig, y la gunner por la incertidumbre de si la familia Kroenke seguirá al frente del club o llegarán, como parecen, Daniel Ek, dueño de Spotify, junto a grandes ídolos como Bergkamp, Henry o Vieira (sigue el partido en directo en AS.com).

Pero hay más historias alrededor de este apasionante duelo que, siendo secundarias, no son por ello menos importantes. Una va de técnicos: Emery se enfrenta a su Arsenal, con el que jugó y perdió la final de la Europa League de 2019 ante el Chelsea, y a otro entrenador donostiarra como Arteta, al que llamó sin conocerle para asesorarle cuando éste cambió Manchester por Londres. Otro dato capital nos lleva al pasado: el Submarino quiere revancha por la dolorosa eliminación de 2006, una aciaga noche que Riquelme reconoce ahora que no ha podido ver repetida. Y la última es más romántica: el Submarino, perteneciente a la liga de los mortales, desea recordarle al Arsenal, fundador y exiliado de la Superliga, que las cosas se ganan en el campo. Siempre.

Analizando los onces, también se respira la grandeza. El Villarreal, tras utilizar al Barça como sparring de cara a este duelo que le puede brindar la primera final de su historia, repetirá el mismo bloque de gala con dos aditivos de última hora: Rulli por Asenjo y Pedraza por Alberto Moreno. Pau Torres podrá demostrarle a todo Reino Unido por qué sus equipos se pelean por hacerse con sus servicios, aunque lo más normal es que Chukwueze y Gerard, los dos jugadores locales más en forma, le vuelvan a quitar parcialmente el foco. Ellos han sido culpables de que, pese a que el Villarreal sólo ha ganado dos de los últimos 11 partidos en Liga su estadio, en Europa la trayectoria haya sido inmaculada: 11 triunfos y un solo empate. Se presenta en sus quintas semifinales después de haber apeado a Salzburgo, Dinamo de Kiev y Dinamo de Zagreb.

El camino del Arsenal ha sido todavía más preciso, sin conceder ni un punto en la competición dejando en la cuneta a Benfica (dieciseisavos), Olympiacos (octavos) y Slavia Praga (cuartos de final). Lo malo es que el ayer cuenta poco para hoy. Su alineación depende demasiado de una enfermería liderada por David Luiz y a la que bien podría haber entrado Leno en busca de un tranquilizante después de su cantada del fin de semana. Tierney, Aubameyang y Lacazette arrastran diferentes molestias. La titularidad de estos pilares, aún en el aire pese a que Arteta haya jugado al despiste, hará que su dibujo sea temible o sólo espectacular. Valga como ejemplo que Odegaard y Ceballos dependan de alguna que otra alta médica para poder jugar en un centro del campo donde Thomas Partey, querido colchonero, es primo-hermano de Kanté.

El cansancio y su incidencia es la preocupación general en estos momentos. El once del Villarreal acumula 5.000 minutos más que el del Arsenal. Pero en unas semifinales, el poder de la mente, la importancia de la fe y la fuerza del corazón pesan a veces más que las piernas. Es la élite. La Champions en un jueves.

Líderes
paradas
asistencias
faltas cometidas
faltas recibidas
tarjetas rojas
tarjetas amarillas
balones recuperados
pases por partido
60.7