HOLANDA

La desaparición del Ajax que conquistó el Bernabéu

Con las últimas informaciones apuntando a la salida de Ten Hag, Tagliafico y Onana, poco queda de aquel equipo que rozó la final de Champions en 2019.

La desaparición del Ajax que conquistó el Bernabéu
GABRIEL BOUYS AFP

Pocos clubes cuidan más su cantera y la captación de jóvenes talentos que el Ajax de Amsterdam. Johan Cruyff, Bergkamp, de Boer, Rijkaard, Sneijder por parte de su academia o Luis Suárez o Ibrahimovic como fichajes de promesas son buena prueba de ello. Gracias a esta política, el equipo holandés fue uno de los grandes dominadores de Europa durante muchos años, levantando cuatro Champions, curiosamente la última en 1995, año en el que se aprobó la Ley Bosman que cambió el fútbol europeo eliminando el límite de tres jugadores extranjeros por equipo.

Desde ese momento el Ajax ha vivido en un ciclo eterno de aparición de grandes canteranos que enamoran a Europa y que terminan siendo comprados por grandes clubes europeos. En la temporada 18/19 vivieron el episodio más destacado de su nueva realidad, con una generación de jóvenes brillantes que tras pasar por encima del Real Madrid y la Juventus rozaron el clasificarse a una nueva final de Champions. El fútbol quiso ser injusto con el Ajax y un gol de Lucas Moura en el 96' terminó con el sueño de los holandeses.

Dos años más tarde, poco queda más que el buen recuerdo de ese equipo en el Ámsterdam Arena. Tal y como ha podido saber AS todo apunta a que Nico Tagliafico (28) abandonará este año el equipo y pondrá rumbo a Inglaterra, donde gusta en Leeds o Manchester City, o Italia, con el Inter siendo uno de los más interesados. De confirmarse esta venta, tan solo quedarían seis de los 18 jugadores convocados en un partido que cambió la historia reciente del Ajax, el 1-4 en la vuelta de los octavos de final en el Bernabéu.

De Ligt y De Jong, el adiós más doloroso

Los dos amigos fueron los más destacados en aquella aventura europea. El central llevaba en el equipo desde pequeño y el centrocampista fue fichado del Willem en 2015. Su salida era un hecho y solo faltaba encontrar destino. El Barça pagó 86 millones por De Jong (23) mientras que la Juve se hacía con De Ligt (21) por 85, dos inversiones en lo que se espera que sean dos jugadores de época.

Ese mismo verano también se marcharon Lasse Schöne (34), quien había sido el escudero de De Jong en la medular, al Genoa, el joven delantero Kasper Dolberg (23), pagando el Niza 20,50 millones y otros jugadores secundarios como Sinkgraven, Dani de Wit y Kristensen.

La magia de Ziyech y Van de Beek rumbo a la Premier

A pesar de perder a sus máximas estrellas, el equipo holandés fue capaz de aguantar el chaparrón de ofertas y mantener a Van de Beek y Ziyech, dos talentosos mediocampistas que habían sido tentados por los grandes. De hecho, el holandés fue uno de los hombres más relacionados con el Real Madrid ese verano. Pero la felicidad fue momentánea y su salida solo cuestión de meses.

El Chelsea, que ya advertía de sus intenciones para el siguiente verano, se adelantó a todo el mundo y confirmó en febrero el fichaje por 40 millones de euros del marroquí. La lucha por Van de Beek la acabó ganando el Manchester United pagando la misma cantidad de dinero por un jugador que apenas ha contado para Solskjaer. Joel Veltman (Brighton) y Huntelaar (Schalke) se unieron a la amplia lista de bajas.

Ten Hag, la desaparición del proyecto

A día de hoy tan solo el sancionado Onana, Mazraoul, Blind, Tagliafico, Labyad, Neres y Tadic son los supervivientes de aquella histórica noche en el Bernabéu. A eso hay que sumarle las posibles ventas de Tagliafico y de Onana, pero es que además, el arquitecto de este proyecto Erik Ten Hag también está cerca de decir adiós.

Desde Inglaterra apuntan a que es el elegido para sustituir a Mourinho en el Tottenham y a sus 51 años está en el momento de dar un paso adelante en su carrera. Una elección que supondría la desaparición de aquel Ajax que cautivó a Europa con su fútbol eléctrico y al que el destino le debe una final de Champions.

Pero como todo ciclo, en Holanda ya saben que esta historia puede volver a repetirse y más pronto que tarde volverán a brillar con una camada de canteranos. Aunque cada vez les cueste más retenerlos, como Dest que tan solo jugó un año en el Ámsterdam Arena antes de volar al Camp Nou. Desde 1995, esto es ley de vida para el Ajax.