CELTA

El Celta hará caja con Vadillo

El ascenso del Espanyol obliga a los pericos a comprar al extremo por 2 millones de euros. El club vigués lo fichó libre y no llegó a debutar de celeste.

Carlos Mouriño y Álvaro Vadillo se saludan con el codo durante la presentación del jugador gaditano como nuevo jugador del Celta.

Un fiasco deportivo y un éxito económico. El Celta está a punto de ingresar 2 millones de euros por la venta de Álvaro Vadillo al Espanyol. El conjunto blanquiazul puede certificar matemáticamente este fin de semana su regreso a Primera y el ascenso le obliga a quedarse en propiedad con un jugador que apenas ha utilizado.

La cesión cerrada en el último día del pasado mercado estival incluye una cláusula por la que los pericos se comprometen a comprar al extremo andaluz en el caso de regresar a la máxima categoría. La decisión del Celta de desprenderse de Vadillo, uno de los cuatro fichajes que realizó el pasado verano, resultó en su momento de lo más sorprendente. Sin embargo, tenía su intrahistoria y el andaluz fue una víctima colateral de la tensión existente entre el entrenador Óscar García y el director deportivo Felipe Miñambres.

El técnico catalán le puso la cruz a Vadillo antes de iniciar el campeonato y ni siquiera le dio la oportunidad de debutar en LaLiga. Óscar incluso criticó en público un refuerzo que había llegado con la carta de libertad en la mano. Hubo cruce de declaraciones con Miñambres y el cuerpo técnico fue cesado semanas después.

Al atacante gaditano las cosas tampoco le han ido mucho mejor en el plano individual como espanyolista. Solo ha participado en diez encuentros de Segunda y en todos ha salido del banquillo. Suma 158 minutos, una cifra muy alejada de los 1222 que acumuló la pasada campaña con el Granada en Primera. Su efímero y peculiar paso por Vigo le permite al Celta disponer de mayor liquidez para moverse este verano en el mercado.