FRANCIA

El eterno problema del PSG

Ni Florenzi ni Dagba convencen a Pochettino y a Leonardo, por lo que este verano los parisinos volverán a intentar fichar a un lateral derecho de garantías.

0
El eterno problema del PSG
CHRISTIAN HARTMANN REUTERS

En vísperas de jugar su segunda semifinal de Champions consecutiva y en el segundo puesto de la liga francesa a tan solo un punto del Lille, Mauricio Pochettino ha conseguido reconducir una temporada del PSG que no pintaba del todo bien bajo el mando de Tuchel. Las actuaciones de Keylor Navas bajo palos, la firmeza de Marquinhos, la organización de Verratti y el poderío de Neymar, Mbappé y Di María forman en su conjunto una plantilla envidiable pero que tiene un punto débil que lleva siendo el talón de aquiles de los parisinos unos cuantos años, el lateral derecho.

A pesar de todo el dinero que ha invertido Nasser Al-Khelaifi, el PSG no ha conseguido encontrar un lateral derecho de garantías. Tras la turbulenta salida de Meunier, este año cuenta con Florenzi (30) y Dagba (22), los cuales no convencen dentro del club. El italiano llegó cedido por parte de la Roma como un parche y sus actuaciones han dejado varias dudas. De hecho, desde L'Equipe se indica que no es del gusto de Mauricio Pochettino. Mientras que Dagba, el cual llegó a la cantera en 2016 no convence al director deportivo Leonardo, de nuevo de acuerdo con la información del citado periódico.

  • Centrocampista
  • Francia

La directiva no confía en que el francés, el cual tuvo que ser titular en los dos partidos ante el Bayern, esté preparado para dar el salto a la titularidad cuando se termine la cesión de Florenzi y por ello Leonardo ya trabaja en encontrarle un sustituto. Uno de los nombres que más ha sonado es el del español Héctor Bellerín el cual ha perdido su puesto en el Arsenal en las últimas semanas. Tras 10 años en Londres, el catalán termina contrato en 2023 y puede que sea el momento ideal de un cambio de aires.  Hace unos meses se estimaba que su traspaso podía rondar los 50 millones, pero con su pérdida de protagonismo en el equipo ese precio podría bajar. Además el PSG no descarta vender a Dagba el cual debido a su juventud tiene buen cartel para así poder invertir en un lateral derecho de garantías.

Desde hace unos cuantos años esa posición es el talón de aquiles de los parisinos. Serge Aurier fue el dueño del carril hasta 2017 y tras su marcha el equipo ha contado con Meunier, Florenzi, Dagba e incluso un veteranísimo Dani Alves, estando lejos todos ellos del nivel de muchos de sus compañeros en el campo. Este verano el PSG volverá a la carga con la intención de acabar por fin con un problema que parece eterno.