ATLÉTICO DE MADRID - EIBAR

Efecto Carrasco

El futbolista belga está llamado a ser importante en esta recta final. Su gol ante el Betis le da confianza en este tramo tan complicado.

Efecto Carrasco
Quality Sport Images Getty Images

Yannick Carrasco está de dulce. El belga anotó al Betis el primer gol del partido y se reivindicó en una temporada con altos y bajos. El atacante no ha tenido fortuna con las lesiones, pero ha demostrado que puede ser clave en este equipo. Carrasco es una apuesta del club y la anterior campaña no defraudó. Se ha ganado la confianza del equipo y del cuerpo técnico. Sin duda alguna, de cara a esta recta final está llamado a aparecer más en los momentos decisivos. La mejor prueba es que ante Betis, Celta y Barcelona dejó su sello goleador.

Carrasco ha disputado 1.489 minutos en Liga. Unos registros bajos si los comparamos con los 2.700 de Oblak. El internacional belga necesita explotar y las sensaciones son buenas, pero necesita esa continuidad que todo jugador necesita para marcar la diferencia. Ante la SD Eibar, Carrasco, Llorente y Correa tienen que dar un paso al frente para sustituir a João y a Suárez.

Carrasco tiene mucho que decir en estas ocho finales. El Atleti llegó a sumar 50 puntos (de 57 posibles) en las primeras 19 jornadas de Liga a 17 (de 33) en las 11 últimas. El calendario también 'ayuda'. Los rojiblancos se enfrentan ahora a Eibar, Huesca, Athletic y Elche antes de medirse al Barcelona en la jornada 35 en un envite vital de cara a sus aspiraciones de futuro. Mientras que los tres últimos partidos los jugará ante Real Sociedad, Osasuna y Valladolid.

Ejemplo de sacrificio

El belga es uno de los jugadores que más constancia transmite en el campo. La emotiva celebración ante el Betis es una prueba de ello. El grupo está más unido que nunca. El pasado nueve de abril los jugadores se entrenaban con una pancarta de la afición: "Contra todo y contra todos. Adelante campeón". Un lema del que se había hablado a raíz del polémico arbitraje de Gil Manzano ante el Sevilla Dentro del vestuario existe este pensamiento y esa presión les sirve para confiar en sus aspiraciones e intentar hacerse más fuertes ante las adversidades.

Futbolistas como Carrasco pueden solventar el problema del banquillo. No es ningún secreto que el Atleti cuenta con menos revulsivos desde la segunda línea. Saúl, Lodi, Vrsaljko, Felipe, Kondogbia, Torreira, Vitolo y Dembélé no están en su mejor momento. Ninguno de ellos aporta una marcha más que, posiblemente, sí llegaba a dar Costa en determinados momentos. Simeone está dando máxima confianza a un bloque sólido, donde no han existido grandes rotaciones. En ese contexto, Carrasco gana y mucho.