ATLÉTICO DE MADRID

Herrera recupera galones

El mexicano fue titular ante el Betis por primera vez en el año 2021 y apunta a volver al once contra el Eibar. Libera a Koke y aporta calma y salida de balón.

Héctor Herrera, durante el partido contra el Betis.
Quality Sport Images Getty Images

Héctor Herrera puede ser un jugador importantísimo para lo que resta de temporada. El mexicano se hizo con los mandos del equipo en el mes de octubre y el Atlético logró grandes resultados y muy buenos momentos de fútbol a partir de un juego combinativo, de posesión y con muchas llegadas y superioridad en el centro del campo.

Pero, tras haber dado un paso adelante y haber conseguido ganarse la confianza de Simeone, los contratiempos se han ido concentrando en un Herrera que había perdido la continuidad hasta recuperar su espacio el pasado domingo ante el Betis. Primero, sufrió una lesión muscular en noviembre que le dejó fuera contra el Barcelona, Valencia y Lokomotiv. Tras recuperarse y volver al once ante Valladolid y Real Madrid, sufrió otra lesión que le tuvo fuera de combate desde el 12 de diciembre hasta acabar enero. El colmo de la mala suerte se produjo cuando, tras disputar seis minutos en Cádiz, contrajo el coronavirus en ese brote que afectó y lastró a seis jugadores de la plantilla y otra vez tuvo que parar.

Pero ahora vuelve a ser su momento. Contra el Betis trató de coger las riendas del equipo mientras le duró la gasolina y ante el Eibar parece que repetirá titularidad cuando más juego y piernas necesita el equipo. El Atlético pasa por un mal momento, le está costando mucho hacer goles (van dos en los últimos cinco partidos) y la ansiedad se está apoderando del equipo. Por eso puede ser tan importante la veteranía de Herrera. A sus 30 años, está curtido en mil batallas y el gran objetivo de Simeone pasa por recuperar el esplendor ofensivo que mostró el Atleti en el inicio de curso, cuando Herrera llevaba los mandos del centro del campo junto a Koke.

El capitán es uno de los beneficiados por la presencia del mexicano, ya que le libera de concentrar todas las facetas defensivas en el pivote y proporciona otro ancla que puede bajar entre los centrales a sacar la pelota y a ajustar la presión frente a los centrocampistas rivales. Ante el Betis, Herrera disputó 64 minutos, en los que completó 45 pases de 50 que intentó (90% de acierto), el segundo que más del equipo tras los 58 de Koke y añadió brega, ganando el 63,4% de los once duelos cuerpo a cuerpo a los que se midió y tres recuperaciones.

En los últimos minutos se le notó el desgaste, ya que no era titular con el Atlético desde el 12 de diciembre en el derbi de ida frente al Real Madrid, aunque durante el último parón pudo ir cogiendo ritmo con México. Pero también volvió a quedar patente que puede aportar organización, calma y juego posicional y de posesión. Si las bajas del equipo se concentran arriba, con Luis Suárez y João Félix lesionados y Lemar trabajando para poder estar contra el Eibar, el centro del campo rojiblanco ha ganado efectivos. Para el duelo del domingo regresa Kondogbia, sancionado frente al Betis, Llorente, que actuará como delantero, Torreira vuelve a estar disponible y ante el Betis volvió a tener minutos y Herrera quiere dar un paso adelante. Si recupera su versión de la primera vuelta, el Atlético se acercará a la versión que le hizo líder.