DEPORTIVO

El Deportivo se queda sin bola extra y mira a Riazor

El Depor sigue líder, pero su margen es ya de menos de un partido tras caer en Langreo. Mantener la fortaleza en Riazor, clave para meterse en 1ª RFEF.

0
Los jugadores del Deportivo, tras su victoria en Riazor ante el Marino.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo puso fin este domingo en la hierba artificial del Nuevo Ganzábal a su positiva racha de resultados del último mes. El conjunto blanquiazul, en un mal partido, cayó derrotado (1-0) después de cuatro victorias consecutivas (Pontevedra, Celta B, Zamora y Marino de Luanco) ante un Langreo que fue más efectivo en ambas áreas. Los de Rubén de la Barrera, que habían logrado construir un muro en torno a Lucho García, encajaron un gol después de 481 minutos con su portería cero. De igual forma, se quedaron sin ver puerta, algo que no ocurría desde la visita a A Malata.

La derrota, unida al resto de resultados del Grupo D1, ha reducido el colchón blanquiazul para acabar entre los dos primeros y jugar la próxima temporada en Primera RFEF a dos puntos. El Depor comenzó está segunda fase con una ventaja de cuatro respecto a la tercera plaza y ha gastado el comodín de la derrota que tenía en el bolsillo este fin de semana. Ahora el Numancia, próximo visitante de Riazor, está a solo un punto de distancia. El Racing de Ferrol, que perdió ante los sorianos (3-1) recibe al Marino de Luanco, y está a dos. Además, el Langreo, gracias al gol de Álvaro Muñiz, se ha metido de nuevo en la pelea y se sitúa a cuatro puntos.

Motivos para confiar

A pesar del golpe, el Deportivo tiene varios argumentos a su favor. El primero es que los blanquiazules continúan como líderes del Grupo y dependen de sí mismos para meterse en Primera RFEF. El segundo pasa por Riazor, donde el equipo ha recuperado la fiabilidad. Los de Rubén de la Barrera no pierden en casa desde enero (Compostela), sumando después un empate (0-0) y cuatro victorias consecutivas (Guijuelo, Pontevedra, Zamora y Marino). Además, desde la derrota ante el Compos, los blanquiazules no han vuelto a encajar un gol en casa. Si los coruñeses suman los seis puntos que le quedan en su estadio (Numancia y Langreo) habrán dado un paso prácticamente definitivo para el objetivo ya que solo quedan cuatro partidos por disputarse y el resto de rivales también deben jugar entre ellos.