ATLÉTICO DE MADRID

Las opciones de Simeone en la punta de ataque sin Luis Suárez

El uruguayo sufre una lesión muscular que le podría tener fuera cuatro partidos. El Cholo deberá buscar alternativas y Llorente tampoco está ante el Betis.

Los jugadores del Atlético celebran un gol contra el Bayern.
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

El Atlético afronta un futuro a corto plazo sin Luis Suárez, su delantero y máximo goleador del equipo con 19 tantos en Liga. El uruguayo tan sólo ha necesitado 26 partidos y 35 remates a portería para demostrar su eficacia, pero una lesión muscular le tendrá fuera de los terrenos de juego las próximas semanas, pudiéndose perder hasta cuatro partidos.

Suárez era una baja segura para el partido frente al Betis, ya que el pasado domingo vio su quinta amarilla en Liga contra el Sevilla. Pero, una lesión muscular en el entrenamiento del miércoles, le obligará a parar más tiempo del esperado y abre un boquete enorme en el equipo en la lucha por el título. La ausencia del punta obliga a Simeone a preparar un plan B, un plan C, un plan D e incluso un plan E sin el único delantero centro que ha funcionado durante todo el curso.

La idea inicial de la temporada pasaba porque ese plan B fuese Diego Costa. Su alternativa y posible compañero de delantera después de superar el coronavirus durante el inicio de la corta pretemporada rojiblanca. Pero las lesiones volvieron a trastocar al hispanobrasileño, que solicitó salir en diciembre con la carta de libertad tras haber podido disputar únicamente siete partidos en Liga, marcando dos goles. En enero llegaría Moussa Dembélé como variante natural a Suárez, pero entre acabar de recuperarse de una lesión en el brazo, su poca participación cuando estaba disponible, el coronavirus y posteriormente un desmayo en un entrenamiento le han mantenido prácticamente sin jugar desde su llegada (42 minutos en Liga). El cuerpo médico quiere ser muy cauto tras el susto vivido y de momento sigue ejercitándose al margen.

Sin el plan A ni el B, los jugadores naturales en el puesto (Saponjic salió en enero al Cádiz después de no contar prácticamente nada), hay que abrir el abanico. Y contra el Betis tampoco habrá plan C. Marcos Llorente, el comodín de Simeone, está sancionado también por acumulación de tarjetas (al igual que Kondogbia) y no podrá ayudar al equipo a intentar volver a la senda del triunfo. Llorente es el segundo máximo goleador del Atlético en Liga y el máximo asistente (nueve tantos y ocho pases de gol), por lo que su baja unida a la de Suárez deja al equipo sin el 56% de los tantos. La posición más cómoda para el ‘14’ es la de interior con libertad de movimientos para tirar desmarques desde atrás en ataque y mostrar su llegada. Pero también ha rendido jugando en punta. Una opción para los partidos venideros sin Suárez.

Opciones más imaginativas

Pero para visitar al Betis hay que buscar un plan D. Este parece que pasa por utilizar a João Félix junto a Correa como referencias móviles arriba. El argentino se ha acostumbrado a participar tirado a banda derecha y el portugués sufre cuando tiene que hacerlo de espaldas ante centrales poderosos. Pero, durante los partidos en los que Suárez estuvo ausente por el coronavirus, se pudo ver a Correa actuando como ‘falso 9’, con muchísima movilidad para caer a la mediapunta y dejar a la defensa rival sin nadie a quien fijar. Aparentemente ese será el plan para intentar superar al Betis, con João Félix por detrás para intentar recibir entre líneas y crear en los metros finales del ataque.

Más allá de Correa y João Félix, quedan pocas variantes en la primera plantilla. Pero la polivalencia de la plantilla rojiblanca siempre guarda un as en la manga. Carrasco, ahora carrilero izquierdo, ya ha jugado para Simeone arriba, principalmente para aprovechar su potencia en carrera al contraataque. Ante equipos dominantes, el belga ha estirado al equipo y ha participado en punta en encuentros como frente al Barcelona y podría tener minutos ahí contra el Betis. Y, aunque ayer no se entrenó con el grupo y lleva tiempo con una participación residual, Vitolo es otro futbolista capacitado para jugar de espaldas arriba e intentar ser una referencia para sacar al equipo.

Giuliano Simeone celebra con Camello un gol del Atleti B.

Desde la cantera llegarían dos opciones más. Sergio Camello, que ya sabe lo que es jugar y marcar con el primer equipo (hace dos temporadas en su debut contra el Levante), puede echar una mano, aunque sus números esta temporada no han sido buenos (tres goles en 16 partidos). Un debut que sería cuanto menos emotivo pasaría por ver a Giuliano Simeone con el primer equipo. El argentino, hijo del Cholo, ha ido creciendo muchísimo hasta subir del juvenil y hacerse con un sitio en el once del Atleti B, marcando tres goles en diez partidos y convirtiéndose en el máximo goleador del equipo junto a Camello.

Con 18 años, destaca por su velocidad, juego aéreo e intensidad. Pero el pasado domingo no estuvo disponible frente al Socuéllamos. Además, el segundo conjunto rojiblanco se juega mucho. Está al borde del desfiladero en la pelea por no descender dos categorías, y perder a sus referencias arriba le complicaría puntuar el domingo contra el Villarrubia, donde Antonio Rivas se estrena en el banquillo. El Atlético B está teniendo muchos problemas de cara a portería y necesita sumar de tres para evitar un golpe mayor.