REAL ZARAGOZA

JIM: puerta a cero en la mitad de los partidos del Zaragoza

Desde la llegada del veterano técnico alicantino, el Real Zaragoza no ha recibido un gol en siete de sus quince partidos, un dato que explica que haya remontado ocho puntos con el descenso.

Zaragoza
JIM, durante un entrenamiento del Real Zaragoza.
ALFONSO REYES

El Real Zaragoza no resolvió su alarmante falta de gol en el mercado invernal, un pecado imperdonable y no sólo del director deportivo Miguel Torrecilla, pero desde la llegada de Juan Ignacio Martínez el equipo aragonés ha conseguido remontar cuatro puestos en la clasificación y hasta ocho puntos con el descenso, un mérito extraordinario del veterano técnico alicantino, que se sustenta en el 'factor Romareda' (cinco victorias, un empate y una única derrota) y, especialmente, en una recuperada solidez defensiva, con hasta siete porterías a cero en las últimas quince jornadas, un dato que lo explica todo.

Con JIM a los mandos, el Zaragoza es el equipo que menos tantos encaja de la categoría (apenas diez goles en quince partidos), una virtud que le ha permitido compensar su paupérrima producción realizadora, con sus tres máximas apuestas en la delantera con unos números que revelan su inoperancia: ni el esloveno Vuckic ni el uruguayo Toro Fernández se han estrenado aún y Álex Alegría, el elegido por Torrecilla para corregir ese enorme déficit, sólo ha marcado un gol en doce jornadas. Iván Azón les mejora en cada partido a los tres, pero JIM sólo lo ve, de momento, como revulsivo, por más que el juvenil aragonés resultara decisivo para la victoria en Fuenlabrada.

Así que sin los goles de sus delanteros –sólo Narváez, con nueve dianas, ha justificado su fichaje-, el Zaragoza ha tenido que vivir de los goles de sus defensas –cuatro de los últimos siete realizadores del equipo han sido zagueros- y de la solvencia de su organización defensiva, un mérito indudable de JIM desde su llegada al banquillo y en el que el Zaragoza está cimentado su dramática pelea por la permanencia. Visto lo visto, es la única vía para lograr la salvación y, de paso, la supervivencia de un club con 89 años de historia, hasta nueve títulos, y 71 millones de euros todavía de deuda.

El Zaragoza ha conseguido mantener su portería imbatida frente al Lugo, el Logroñés, la Ponferradina, el Tenerife, el Mirandés, el Cartagena y el Fuenlabrada, y ahora aspira a hacer lo mismo el domingo frente al Almería para dar un paso más hacia la permanencia.