FÚTBOL

Mbappé-Haaland, cara a cara

Hace tiempo que el francés y el noruego se disputan el trono que tantos años han ocupado Messi y Cristiano. Sus números en la Champions League hablan por sí solos.

Alfredo Di Stéfano decía que "un partido de fútbol sin goles es como un domingo sin sol" y en el arte de iluminar encuentros, Erling Haaland y Kylian Mbappé son consumados especialistas. La ya añeja expresión de JASP, jóvenes aunque sobradamente preparados, es llevada a cotas altísimas por el noruego y el francés. 20 años el del Dortmund (nació el 21 de julio del 2000) y 22 el del PSG (20 de diciembre de 1998), los muchos años de carrera que tienen por delante apunta a ser paralela y no hay mejor vara de medir el éxito que la Champions League.

Si algún despistado no ha prestado atención a la última temporada, ver unos cuartos de final de la máxima competición continental sin Cristiano Ronaldo o Messi le resultará quimérico. Pero en octavos asistimos a un sorpasso que coronó a Haaland y Mbappé como herederos al trono que tantos años ha ocupado. Cuatro goles cada uno, el nacido en Leeds al Sevilla y el de Bondy al Barcelona, con un tremendo hat-trick en el Camp Nou sin Neymar que sonó a puñetazo sobre la mesa. El Real Madrid pretende que escriban su historia personal de manera conjunta y bajo el mismo escudo, pero de momento caminan por separado.

En la ida de cuartos, el primero no mojó ante el City, pero asistió a Reus en único tanto de su equipo (2-1). Mientras que el segundo siguió con la capa puesta y con su doblete conquistó el Allianz (2-3), esta vez sí, de la mano de Ney. Así, Mbappé le pegó un bocado a la distancia con la que Haaland lideraba la tabla de goleadores de la Champions y se pone con ocho, por los diez del todavía líder. Veremos si en la vuelta responde al pulso Erling, como ya hizo en la ronda anterior. "Me inspiré en los tres goles de Mbappé en el Camp Nou", dijo tras desarticular al Sevilla.

Cara a cara

Y con motivo de tanto paralelismo, la UEFA ha elaborado una comparativa en la que pone números y fechas a esta carrera contra la historia y la precocidad. En ese último partido, con su doblete a Lopetegui y los suyos, Haaland alcanzó los 20 goles en la Champions, convirtiéndose en el mayor goleador de la historia antes de cumplir 21 años. ¿El segundo? Cómo no, un Mbappé que se quedó en 19. En la vuelta ante el City tiene la oportunidad de seguir ampliando la renta, pues un zarpazo en forma de remontada se aventura complicado si Erling no se pone la capa. Messi se quedó en 8, mientras que Cristiano, de explosión goleadora más tardía, no vio portería hasta los 22.

Partidos necesitados por algunos grandes nombres para hacer gol

Gol Benzema Haaland Mbappé Messi Lewandowski Ronaldo
1 1 1 4 5 3 27
10 14 8 15 23 17 37
20 34 14 40 40 36 56

Fuente: UEFA.

Récords de Mbappé

Con Haaland pisándole los talones, el del PSG todavía tiene varios récords en su haber, aunque alguno de ellos corra (mucho) peligro. Se estrenó en la Champions en un Monaco-Leverkusen (1-1), con 17 años y 282 días y marcaría su primer gol poco después, en un City-Monaco (5-3). Ese 21 de febrero de 2017, con 18 años y 63 días, estrenaría una cuenta goleadora que se disparó en el principado en aquel recordado conjunto monegasco de 2017.

El PSG se adelantó al Madrid y allí ha logrado el número 10 (con 18 años y 350 días) y el número 20 (21 años y 355 días). Todo ello para alcanzar los 27 tantos, acompañados de 17 asistencias, en 43 partidos. Así. sigue siendo el más precoz en llegar a la decena y el segundo francés, por detrás de Benzema, en ver portería. Un Benzema que también le supera en cuanto a goles en la fase final de la Liga de Campeones (19 a 13), pero la diferencia de edad existente entre ambos aventura que pulverizará los récords del lionés.

Récords de Haaland

Sin embargo, Haaland ha llegado como un huracán goleador desde que el 17 de septiembre de 2019 escuchase el himno de la Champions por primera vez. Y es que, ese día, con 19 años y 58 días, ya mojó y encima fue por partida triple. Un hat-trick, el más joven en hacer uno, que condenó al Genk (6-2) cuando aún estaba en el Salzburgo. En los energéticos duró poco y con el Borussia Dortmund ha seguido con prisa y sin pausa perforando redes. Así, llegó a 10 con 19 años y 212 días, curiosamente ante el PSG de Mbappé.

El vigésimo ya dijimos que cayó contra el Sevilla y en estos momentos acumula 20 tantos, y tres asistencias, en apenas 15 partidos, una auténtica locura. Su listado de méritos que comienza por ser el primer adolescente en marcar en sus cinco primeras apariciones en la máxima competición continental (Benzema lo hizo en tres). Además de ser el más rápido (12 partidos) y más joven (20 años y 99 días) en llegar tanto a 15 goles como a 20 (en 14 encuentros). Este último logro le coloca por delante de Harry Kane, que marcó sus 20 primeros en 24 partidos. Así como ya ha conseguido ser el máximo goleador noruego de la historia de la competición, por delante de Ole Gunnar Solskajer. Aunque el ahora entrenador del United logró sus 19 goles en 77 partidos. Con todo este compendio estadístico, se entiende que los grandes de Europa sueñen con hacerse, al menos, con uno de los dos. El Real Madrid, como decimos, dibuja su futuro con ambos. En cuanto se abra la ventana estival comenzarán los disparos. El tiempo dirá quién se lleva la guerra.