CUARTOS (IDA) | REAL MADRID - LIVERPOOL

El 'banquillazo' en el Bernabéu que acabó con Steven Gerrard

En la fase de grupos de la 14/15, Liverpool y Real Madrid se vieron emparejados. Rodgers dejó fuera al capitán en Madrid y este se replanteó todo.

El 'banquillazo' en el Bernabéu que acabó con Steven Gerrard
SUSANA VERA REUTERS

El Bernabéu está entre los grandes escenarios del fútbol europeo. El sitio donde cualquier visitante quiere gozar de su gran noche y levantar al coliseo blanco, que no pocas veces ha sabido reconocer abiertamente el talento y el acierto de su rival. Para Steven Gerrard nunca fue el caso. Su primera visita se saldó con victoria pero apenas dos minutos disputados. En la segunda, el templo blanco se convirtió en un enorme rincón de pensar.

Era el primer tercio de la 2014-15. Apenas meses después de su fatídico resbalón, Steven Gerrard y el Liverpool no llegaban en su mejor momento para enfrentarse en fase de grupos al Real Madrid campeónn de Europa comandado por Carlo Ancelotti. Los reds habían perdido en casa contra los blancos por (3-0) en una exhibición de los del italiano comandados por Benzema (dos goles), Cristiano Ronaldo, que marcó uno de sus tantos más recordados, e Isco, que dejó sobre el césped de Anfield uno de sus mejores partidos con la elástica blanca.

Semanas después, el Bernabéu esperaba y Brendan Rodgers sorprendió a propios y extraños con un once en el que solo repetían respecto a la ida Mignolet, Alberto Moreno, Skrtel y Joe Allen. El norirlandés, que priorizaba públicamente la Premier, dejó fuera a Lovren, Glen Johnson, Henderson, Coutinho, Balotelli, Sterling y al propio Gerrard dando la oportunidad a Kolo Touré o Emre Can y formando un tridente de ataque cuanto menos sorprendente con Lallana, Markovic y Fabio Borini. Este once no gustó ni en Madrid, que consideraban que 'tiraron' el partido, ni en Inglaterra ni al propio Steven Gerrard.

Aunque salió en el 69 junto a Sterling y no fue capaz de remontar (el Liverpool perdió 1-0 con gol de Benzema), esa suplencia fue determinante para Gerrard. El 'banquillazo', como reconoce en su autobiografía recogida por The Athletic, le hizo pensar en que su etapa en Anfield quizá tenía que acabar.

"Esa fue la noche, escondido en las profundidades de un banquillo en el Bernabéu, que la decepción fue tan profunda que casi decidí que era el momento de cambiar. Si la gestión de Brendan (Rodgers) de mis partidos significaba que echaría de menos jugar contra el Real Madrid, parecía que había visto el final. ¿Cómo iba a seguir jugando en el Liverpool un año más si estas eran el tipo de noches que me esperaban? Mi carrera ya no volvería a ser la misma..." asegura la leyenda red, ahora entrenador y campeón de Liga con el Glasgow Rangers.

Esa temporada tenía pendiente su renovación que acabó declinando para, al final de la campaña, dejar Liverpool por primera vez en su vida y cerrar su carrera en Los Angeles Galaxy. El principio del fin de Steven empezó en Madrid.