LEGANÉS

Riesgo vuela en modo super-star

El portero del Leganés hizo ocho paradas, alguna salvadora, ante el Sabadell, el segundo récord de la temporada tras sus once intervenciones contra el Almería. Se consolida en el puesto.

Riesgo vuela en modo super-star
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Sigue empeñado Asier Riesgo en pulverizar estadísticas en el Leganés. Las destroza enfundado en un traje de salvador que, por su gesto de tipo normal y corriente, no le encaja demasiado. Sin tatuajes, peinados raros o extravagancias, cualquiera diría que es futbolista. Pero tras esa aura de vecino del 3º se esconde un ejemplo de profesionalidad capaz de derribar, a sus 37 años, muros que parecían infranqueables. El de la intocable titularidad de Cuéllar es uno de ellos. Asier Garitano decidió hace tres jornadas que el puesto sería para su tocayo y por ahora Riesgo le está respondiendo con actuaciones capitales, redentoras como hacía tiempo que no se veían al sur de la capital.

Ante el Sabadell realizó hasta ocho paradas, el segundo récord de la temporada tras las once ocasiones en las que él mismo intervino hace sólo una semana frente al Almería, cuando evitó que los pepineros se marcharan de Los Juegos del Mediterráneo con una goleada. Su resistencia avivó la llama de un empate que llegó en el 99’ y que sin él, sin Riesgo, habría sido inviable.

Seguramente sus actuaciones milagrosas también evitaron que el Sabadell empatara o sacara incluso el triunfo de Butarque en este encuentro en el que, por cierto, Riesgo debutó como local. Hasta ahora siempre había jugado de visitante y la única vez que se enfundó los guantes en casa, el Leganés jugó exiliado en el Wanda Metropolitano. Felino entre palos y seguro por arriba, ayer también anduvo rápido en las salidas. Un mano a mano a Guruzeta en la segunda parte se convirtió en la parada de la tarde y salvó de nuevo a un equipo que empieza a sentirse más cómodo con su presencia agigantada en la meta.

“Asier sabe lo que queremos. Como Pichu o Diego Conde, que son buenos porteros. Ya lo he dicho. Van a estar preparados los tres”, repitió ayer Garitano en sala de prensa cuando se le preguntó por la actuación del guardameta de Deva. El entrenador regatea sus preferencias y cuida sus comentarios sobre la portería tratando de mantener un equilibrio de afectos que, con sus decisiones en la mano, señalan a Riesgo como su portero de aquí al final del campeonato salvo que las lesiones, sanciones o malas actuaciones le obligaran a lo contrario.

Sensación optimista en torno a la portería que, con todo, encuentra un pero en la incapacidad blanquiazul de mantener su meta a cero. En los tres duelos en los que Riesgo ha sido titular en Liga, en todos el Leganés encajó un gol, aunque fueron más fruto del desatino defensivo del Leganés o la habilidad del contrario que por las malas actuaciones del de Deva, portero sin estridencias y ya consolidado en una meta que, hasta sólo hace unos días, parecía asunto intocable.