FÚTBOL FEMENINO

El Barça, al ritmo del soberano Lyon en la Champions

El equipo azulgrana ha alcanzado cuatro veces las semifinales en los últimos cinco años. Una cifra que sólo han logrado las francesas en Europa.

Aitana Bonmatí, Oshoala y Alexia Putellas celebran el triunfo del Barça ante el Manchester City.
Robbie Jay Barratt - AMA Getty Images

"Sólo el Lyon ha hecho lo que el Barça estos años, llegar a cuatro semifinales en cinco años", dijo Alexia Putellas ayer tras firmar el pase a las semifinales de la Champions. Sus palabras resumían a la perfección el gran hito que supone para el Barça y para el fútbol español lo conseguido ayer ante el Manchester City, frente al que las azulgranas perdieron 2-1 e hicieron buena la goleada por 3-0 de la ida. "Eso dice mucho del trabajo y del talento de nuestro equipo", añadió la capitana culé tras el duelo en Inglaterra.

El orgullo de la centrocampista es el de todo un club que ha peleado con un gran apuesta durante estos últimos años por alcanzar a los primeros clubes de Europa. Y lo ha conseguido, siendo uno de los gigantes del continente. Prueba de ello son sus registros a nivel europeo, donde ha alcanzado las semifinales de manera consecutiva en las últimas tres temporadas, siendo cuatro veces semifinalista en cinco años. Esta racha sólo la iguala y puede superar el Lyon, que acumula cuatro semis en los últimos cuatro años y si ganan al PSG sumarán la quinta. Nadie más ha logrado lo que las lionesas o barcelonistas han conseguido.

El cuadro catalán ya logró hacer historia para el fútbol español disputando la primera final en 2019. Aquel momento supuso un antes y un después para el equipo de Lluís Cortés, que reflexionó sobre aquella derrota y dio un salto de calidad que le ha llevado a ser imparable a nivel nacional. Con la espinita del título continental clavada, después de que el año pasado fuera noqueado en semifinales por el Wolfsburgo, el Barça persigue este año con gran ilusión el ansiado título europeo. Este sería el primero de un club español. Y llegaría como antesala a la Liga profesional, que arranca a partir de la próxima campaña. Un hecho que sin duda daría un doble impulso a esta nueva competición.

Pero antes de ello, el conjunto catalán deberá imponerse al campeón del cruce entre el PSG y el Olympique de Lyon, dos de los buques insignia del fútbol femenino europeo. No lo tendrá fácil las azulgrana, pero tampoco será imposible. Por lo pronto, el primer reto será ese: llegar a la final. Una vez conseguido se podrá pensar en más allá, teniendo en cuenta que el calendario se aprieta por momentos, con Liga (el cuadro culé tiene aún tres partidos aplazados), Copa de la Reina y Champions. Se presentan meses de duro y decisivo trabajo en el vestuario de Lluís Cortés.