FÚTBOL FEMENINO

La era profesional del fútbol femenino arranca con la 'Liga Ellas' en la temporada 2021-22

Irene Lozano lideró un acto para informar del proyecto de profesionalización junto a Carmen Calvo, presidentes de clubes como Florentino Pérez y jugadoras.

La era profesional del fútbol femenino arranca con la 'Liga Ellas' en la temporada 2021-22
JAVIER GANDUL / DIARIO AS

El Gobierno anunció el pasado mes de septiembre sus intenciones de que la Liga femenina pasara a ser profesional a partir de la próxima temporada 2021-22. Seis meses después de aquella noticia, el proyecto ha seguido con paso firme hacia su gran reto, con un modelo que se puso este jueves en manifiesto en un acto organizado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en las pistas de Atletismo del Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

La reunión estuvo liderada por la vicepresidenta primera y ministra de la presidencia, relaciones con las Cortes y memoria democrática, Carmen Calvo, y la todavía presidenta del CSD, Irene Lozano, que anunció ayer que en unos días dejará su cargo en el deporte nacional para unirse a la lista del PSOE en las elecciones de Madrid.

Esta última confirmó que la nueva competición se llamará 'Liga Ellas' a partir de la próxima temporada 2021-22 y que estará formada por 16 clubes, con un modelo inspirado en el formato de la Liga masculina. Lozano desveló en este acto que el CSD liderará la implementación de esta competición profesional, cuya transición supervisará durante los tres primeros años, es decir, hasta 2024.

"Vamos a dar una importancia al aspecto social del deporte"

Además, la aún presidenta del CSD informó de que esta implementación se llevará a cabo a través de un convenio de coordinación con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y que habrá una comercializadora independiente para los principales activos, con el objetivo de poner fin a la guerra por los derechos audiovisuales en el fútbol femenino. Por su parte, se detalló que habrá una Fundación Ellas ligada a la propia competición. De este último organismo, Lozano indicó: "Vamos a dar una importancia considerable a todo el aspecto social del deporte. Con la Fundación Liga Ellas se va a gestionar una parte de los  beneficios que genere la Liga femenina al objetivo de extender socialmente el deporte practicado por mujeres y niñas".

En esta línea, cabe recordar que 13 clubes tienen un contrato audiovisual con Mediapro hasta la próxima temporada. Así, quedaría en el aire saber cómo se resolvería este acuerdo en pro del consenso general que anuncian desde el CSD. En este sentido, Lozano dijo que tanto la compañía audiovisual como los diferentes clubes de la Primera Iberdrola están a favor de un acuerdo común. "Hay muy buena disposición por parte de todos los operadores y presidentes para facilitar esta transición. Se está negociación el paquete de activos", afirmó la presidenta del CSD.

"Es un día muy importante para el CSD. Después de muchos meses de trabajo llega la Liga Ellas, que es irreversible", dijo Lozano, que augura una competición "intensa e interesante" para que las futbolistas puedan desarrollarse profesionalmente y ser retribuidas con justicia". A la dirigigente política le acompañaron en esta reunión, que se llevó a cabo al aire libre por la COVID-19, jugadoras y presidentes de los clubes de fútbol femenino, entre los que se encontraba presente el mandatario del Real Madrid, Florentino Pérez, y otros como Gil Marín o Quico Catalán, del Atlético y el Levante, respectivamente. Joan Laporta, del Barça, no estuvo de manera presencial, pero se conectó a través de Zoom.

Ninguno de ellos tomó la palabra ante los medios de comunicación. Sí que lo hizo Carmen Calvo, que se extendió al valorar este hecho histórico, el que considera que "hace justicia" en la sociedad. La vicepresidenta mostró el compromiso del Gobierno español en la búsqueda de la igualdad en el deporte, en el que la profesionalización del fútbol femenino servirá de hoja de ruta para otras disciplinas.

"En ningún caso las jugadoras van a estar desprotegidas"

El proceso de profesionalización ha sido simultáneo a las intenciones de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) de poner en marcha un nuevo convenio colectivo, que incluya y mejore algunos puntos de cara a dar un salto de calidad en esta categoría. Este hecho parece quedar al margen de la anunciada Liga Ellas, en la que Lozano desveló que habrá una subida de salario progresiva "que sea asumible por todos los clubes".

"En ningún caso las jugadoras van a estar desprotegidas. Una de nuestras preocupaciones principales ha sido cómo adaptar el convenio que ya existe y que se firmó con dificultades para que mejore su situación. Esto también es una de las cosas que está pendiente y bien encauzado. En cualquier caso, el comité de Seguimiento, integrado por el CSD, RFEF y clubes, tiene la voluntad de que los temas sean allí negociados y decididos porque nos parece que es lo que funciona. Creo firmemente en la palabra y negociación. Ocurrirá como en el modelo masculino, donde hay dos partes que tienen que negociar y cumplir, pero si ese convenio por cualquier motivo no se produce o no encuentra soluciones, el CSD tiene la potestad legal de alcanzar esas soluciones", puntualizó Lozano.

AFE reclama un nuevo convenio colectivo para la Liga profesional

Hay que señalar que AFE, que tiene mayoría de representación entre las futbolistas y que no estuvo presente en el acto del CSD, denunció el pasado 28 de enero el actual convenio mediante un escrito dirigido a las partes firmantes y a la Dirección General de Trabajo, paso previo a la negociación del nuevo convenio. Algunos de los aspectos que se quieren mejorar en este nuevo documento regulador son el salario mínimo salario mínimo (16.000 euros brutos anuales al 75% de parcialidad), el plus por antigüedad, la conciliación familiar y maternidad, los derechos de imagen o los riesgos laborales, según pudo saber AS.

Desde el sindicato de las futbolistas también quieren tratar la polémica lista y cláusula de compensación, suprimir la citada parcialidad, definir la jornada laboral y el ámbito de aplicación del convenio, con el foco puesto en las jugadoras de los filiales, y los descansos y vacaciones de Navidad. Por otro lado, se quiere lanzar un seguro de cara a incapacidades y la existencia de un fondo de garantía salarial, además de poner en marchas medidas de carácter económico de cara a la Liga profesional de la próxima temporada y firmar un compromiso sobre las apuestas y amaños.

Cabe recordar que este documento, histórico y pionero en el mundo, se firmó hace ahora un año tras diecisiete meses de largas y duras negociaciones. Con una presentación oficial por todo lo alto en el Congreso, hubo que esperar varios meses debido a la pandemia para asistir a su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde su aparición se retrasó hasta el mes de agosto por los retrasos provocados por la pandemia.

En su rúbrica participaron la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Futbolistas ON y la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino. Las tres partes fueron miembros de la mesa negociadora, en la que durante más de un año se han vivido sensaciones de todo tipo, con una huelga de las jugadoras entremedias. También estuvo durante las negociaciones del convenio UGT, que se quedó fuera de la firma por desavenencias en el texto y volverá a sentarse en la mesa para tratar mejoras en el convenio.

El convenio debía estar en vigor hasta el próximo 30 de junio, salvo que se produjera una denuncia del mismo con una antelación mínima de tres meses, como ha sucedido. Las negociaciones están en suspense. Habrá que ver qué sucede con la puesta en marcha de la Liga Ellas y en qué lugar queda este convenio, con renovación o no, dentro del proyecto de profesionalización del CSD para el fútbol femenino.