BARCELONA

Todibo: "Es una mierda estar en el Barcelona y no jugar"

El defensa, cedido en el Niza, reconoce que se creyó quien no era, que estando jugadores como Piqué jugar le resultó casi imposible y que la presión que tenía Valverde hizo el resto.

Todibo: "Es una mierda estar en el Barcelona y no jugar"
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Jean-Clair Todibo firmó su primer contrato profesional en enero de 2019 en el Barcelona, de donde salió sin alcanzar su sueño: tener la oportunidad de jugar con algo de conitnuidad en el equipo. Tras varias cesiones sin poder demostrar su valía, en el Schalke 04 y el Benfica, vive su gran oportunidad en el Niza. Cedido a principios de febrero por el club azulgrana, con una opción de compra para el club francés, el defensa francés relata en una entrevista a L'Equipe sus sombras en el equipo azulgrana. Y también entona el 'mea culpa'.

Todibo reconoce que sus posibilidades de jugar en el equipo azulgrana, de entrada, no eran muy grandes, pero también asegura que la presión que tenía Valverde hizo el resto: "Lo entiendo totalmente. Hubo mucha presión sobre el entrenador Valverde. Es difícil conseguir que un joven juegue cuando está Piqué. Yo mismo, si soy el entrenador, hago lo mismo".

El defensa pasa el parón de selecciones en Niza, donde está centrado en relanzar una carrera que le lleve a la selección Sub-21 francesa. Y hace un repaso sobre lo vivido en el Barcelona. Sobre todo el calvario que le supuso no jugar: "Es una mierda ir al Barcelona y no jugar. Prefiero ponerme la camiseta del Sedan (equipo de la cuarta división del fútbol francés) y jugar que ir al Barcelona y no jugar. De entrada, sufres menos críticas en Sedan... La presentación en Barcelona fue una locura, pero yo solo jugué cinco partidos. Gané una Liga (en 2019), pero no ayudé al equipo. ¡Jugué cuando habíamos ganado el título! Tranquilo, hay cosas mejor que hacer. Creo...".

Pese a todo, el jugador del Niza reconoce que pidió en reiteradas ocasiones disponer de más minutos, que sabía que no iba a ser fácil, pero que la lesión de Umtiti le dio esperanzas: "Eric (Abidal, entonces secretario técnico, me dijo que el Barcelona me veía como el sustituto de Piqué. Jugué dos partidos, luego Valverde me dijo que era el cuarto zaguero pero que iba a tener que demostrarlo en la pretemporada. Sam (Umtiti) está lesionado, hago lo correcto, pero no tengo la oportunidad. Les dije: 'No estoy pidiendo jugar el Clásico, sino que me hagan jugar partidos, creo que tengo el nivel para jugar contra el Leganés, con todo el respeto que les tengo'. Jugué contra el Sevilla, ganamos (4-0), esperé dos meses para jugar contra el Inter de Milán en la Champions (2-1, 10 de diciembre de 2019), y entendí que tenía que irme".

Reconoce que uno de sus mayores fallos fue no ver la situación como era: "Me creí quien no era. Realmente pensé que iba a hacer algo allí. Cuando veo gente durmiendo en la calle, me digo que ya es muy bueno lo que tengo, porque no crecí con una cuchara de oro en la boca. Tengo ambición, pero hay que saber poner las cosas en perspectiva. Siempre he estado seguro de mí mismo. Veo el fútbol como divertido y tenía esa mentalidad en Barcelona. Es enorme sentarse al lado de Messi o Piqué, los respetaba, pero también pensaba en el jugador que quería ser".

Siguió equivocándose en sus cesiones y hace especial autocrítica de su paso por el Schalke 04: "En Schalke, cometí errores. La falta de humildad, seriedad, profesionalismo hizo que mi préstamo fuera un fracaso personal. Es un gran error de juventud. Me disculpé con Michael Reschke (entonces director técnico) que se estaba volviendo loco. Me dijo: 'Con el potencial que tienes, ¿cómo puedes comportarte así? ¡Si tuvieras la mentalidad de Kimmich, jugarías en Barcelona!'. Me dio un buen golpe en la nuca".

Todibo acaba su contrato de cesión con el Niza el 30 de junio de 2021. Mientras, intenta hacer lo que no pudo en el Barcelona ni en el Schalke 04 ni en el Benfica: mostrar su mejor fútbol.