GIBRALTAR-NORUEGA

Gibraltar tiembla con Haaland: cuando destrozó a Honduras

Un agente de cuatro jugadores hondureños que fueron humillados por el noruego revive el partido y lanza una advertencia al modesto combinado de Gibraltar.

Gibraltar tiembla con Haaland: cuando destrozó a Honduras
Alex Livessey FIFA VIA GETTY IMAGES

30 de mayo de 2019. Una fecha que quedó marcada a fuego para Noruega, los amantes del fútbol, Haaland y sobre todo para Honduras. En la tercera jornada de la fase de grupos del Mundial sub-20 un noruego llamado Erling Haaland pasaba a la historía al marcar nueve goles de los 12 que su selección le endosó a Honduras, un récord de la competición. Lo curioso es que fue el único partido que ganaron los noruegos, los cuales fueron eliminados, pero fue el escaparate perfecto para un chico que había firmado por el Salzburgo seis meses antes.

Hoy, miércoles 24 a las 20:45, Noruega visita Gibraltar para enfrentarse al modesto combinado y no son pocos los que creen que tal y como está jugando el delantero, deje otra actuación memorable. Ante esa posibilidad el diario noruego VG ha hablado con José Luis Rodríguez, agente costarricense de cuatro de los hondureños que jugaron aquel partido (Wesly Decas, Axel Gómez, Gerson Chávez y Carlos Mejía), y ante la negativa de sus representados a rememorar aquel día, ha sido él quien ha recordado el infierno que Haaland les hizo vivir.

"Fue traumático para los jugadores. Una humillación. Incluso también para lo que lo estábamos viendo. Es una herida abierta. No revivirán la pesadilla ni serán "humillados" por un periódico noruego. Están avergonzados, creo que pasarán muchos años antes de lo que superen", explica el agente quien reconoce que no sabían nada sobre Haaland hasta ese día.

Aquel partido se considera como un día negro para Honduras con los aficionados pidiendo la dimisión de los responsables de tal humillación. "Para los jugadores fue horrible, lloraron mucho. De vuelta a casa, toda Honduras hablaba 'mierda' de ellos. La prensa pidió sus cabezas, querían despedir al presidente, los entrenadores... Los jugadores sufrieron una gran presión. Muchos dicen que es la peor experiencia de su vida", relata José Luis Rodríguez.

El propio agente vivió al día siguiente una anécdota curiosa que demuestra el hambre insaciable de Haaland. En el aeropuerto se sacaron una foto y Rodríguez le dijo que había arruinado a sus chicos a lo que Haaland respondió que él estaba molesto porque podía haber marcado once goles.

Horas antes del partido ante Gibraltar José Luis Rodríguez advierte a la selección, "puede volver a suceder. Tal y como está jugando ahora puede volver a marcar nueve goles". El récord de goles en un partido clasificatorio para el Mundial lo tiene el austriaco Hans Krankl que endosó seis a Malta en 1977. Esta noche se verá si el noruego incrementa aún más su amplísima lista de récords.