FÚTBOL FEMENINO

Virginia Torrecilla vuelve a entrenar con el Atlético tras superar un tumor cerebral

La centrocampista balear fue operada de un tumor cerebral hace casi un año y acabó con las sesiones de quimioterapia a principios de marzo.

0
Virginia Torrecilla, jugadora del Atlético, es recibida con una calurosa bienvenida por sus compañeras.
Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid se levantó este miércoles con una gran noticia: Virginia Torrecilla regresaba a los entrenamientos con el equipo femenino. Y lo hace siendo todo un ejemplo de superación, tras haberse recuperado de un tumor cerebral detectado hace casi un año. La internacional española fue operada el pasado mes de mayo y ha recibido quimioterapia hasta este mismo mes, siendo su última sesión el 5 de marzo. Tras acabar con el tratamiento, la futbolista tuvo que pasar unos días ingresada por tener las defensas bajas, pero a principios de esta semana recibió el visto bueno del médico para volver a entrenar.

Torrecilla ha sido recibida con gran alegría entre sus compañeras a su llegada a la C.D. Wanda en Alcalá de Henares, sede del equipo femenino rojiblanco. "Qué alegría volver a verte", publicaba el propio club tras su regreso a los entrenamientos. La jugadora, que ha comenzado a trabajar en el gimnasio, ha llegado al vestuario entre aplausos de todos los miembros de la primera plantilla. Pese a que ha perdido masa muscular, la mediocentro balear se ha mantenido activa durante su recuperación, con sesiones de entrenamiento en casa.

Internacional con la Selección, con la que ha sido una fija en los últimos años y firmó un gran Mundial en Francia 2019, el regreso de Torrecilla es una gran noticia en el Atlético, que ha echado mucho de menos su calidad en la sala de máquinas. Todavía habrá que esperar para verla sobre el verde, puesto que tras casi un año de inactividad toca ponerse a tono, pero sólo el hecho de volverla a ver entrenar ya ilusiona mucho en la familia rojiblanca.

Cabe recordar que Virginia Torrecilla ha estado muy presente en el día a día del equipo. Desde los entrenamientos, a los que solía asistir para acompañar a sus compañeras, hasta los partidos. La balear era una fija en la grada e incluso formó parte de la gran celebración en el triunfo de la Supercopa, trofeo que levantó ella misma junto a la capitana Amanda Sampedro. Su ejemplo de vida ha dado fuerza al equipo, que espera poder disfrutar de ella pronto en el campo.