CELTA

Un viaje sin sentido de 18.000 km tras jugar contra el Real Madrid

Sequeira, portero suplente del Celta el pasado sábado, voló hasta Guadalajara (México) para presenciar la eliminación de Costa Rica en el Preolímpico.

El costarricense Patrick Sequeira, durante su etapa como portero del Real Unión de Irún.
AMAIA ZABALO DIARIO AS

De todos los desplazamientos que se han realizado en el puente de San José, probablemente ninguno resulte tan absurdo como el protagonizado por Patrick Sequeira. El portero costarricense del Celta B, que ejerció de suplente del primer equipo el pasado sábado contra el Real Madrid, va a acumular 17.682 kilómetros de viaje para presenciar una eliminación que casi no se pagaba en las casas de apuestas. Un sinsentido transoceánico que además pone en jaque el trabajo de media temporada.

La odisea de Sequeira arrancó el sábado a la conclusión del duelo con el Real Madrid. Tras sentarse en el banquillo de Balaídos por segunda jornada consecutiva debido a las lesiones de Rubén Blanco y Sergio Álvarez, el meta tico voló hasta Guadalajara (México) para unirse a la selección de Costa Rica Sub-23 que está disputando el Preolímpico de la Concacaf. El vuelo de 8.841 km se completó a tiempo para que el cancerbero llegara a la charla técnica previa al partido ante México.

De esta manera, se cumplió con el acuerdo alcanzado por el Celta y la federación del país centroamericano hace dos semanas. Cuando Rubén Blanco se lesionó en Huesca, los dirigentes del club olívico consiguieron que Costa Rica le diera permiso a Sequeira para perderse el primer partido del Preolímpico y quedarse en Vigo a las órdenes de Eduardo Coudet frente al Athletic y el Real Madrid. Un pacto bastante extraño dado el formato del torneo organizado por la Concacaf.

Eliminación

Costa Rica está encuadrada en un grupo de cuatro equipos y sus opciones de acceder a semifinales, y por lo tanto de lograr el billete olímpico, se las jugaba en los dos primeros encuentros de la liguilla, especialmente en el primero de ellos contra Estados Unidos. Ese partido que Sequeira siguió desde Vigo, su selección lo perdió por 1-0 y, por lo tanto, necesitaba puntuar en el segundo contra la anfitriona México para seguir viva.

Tal y como los pronósticos indicaban, los aztecas no dieron opción este domingo al combinado de Sequeira, que asistió como suplente a la eliminación de su país por 0-3. Consumada la decepción costarricense, el torneo finalizará para el combinado tico con un intrascendente partido este miércoles (jueves ya en España) ante la Republica Dominicana, el otro equipo del grupo que no disputará las semifinales.

Esta pintoresca experiencia tendrá otra consecuencia para Sequeira. Todo apunta a que el meta se perderá la última jornada de la primera fase de Segunda B, que termina para el Celta B este domingo con la visita al campo del conjunto vigués del Coruxo, donde el filial se juega la clasificación para Primera Federación, su gran objetivo de la temporada.