REAL MADRID

Haaland, última batalla entre Madrid y Barcelona

Real Madrid y Barcelona quieren al delantero. Hubo duelos por cracks diferenciales en el pasado: Neymar, Alves, Villa, Suárez, Di Stéfano...

El Real Madrid y el Barcelona pelean como gigantes en cada campo en el que coinciden. Sobre el verde, a nivel de marca y también en el mercado de traspasos. El último duelo en este aspecto está marcado por dos nombres en las últimas semanas de cara a reforzar la próxima plantilla: Erling Braut Haaland y David Alaba.

El austriaco ha entrado de nuevo a la órbita del Barcelona con la llegada de Joan Laporta (tuvo una reunión con su agente tal y como informó AS) y el Real Madrid también se mueve para complementar una defensa en la que se duda de la continuidad de Sergio Ramos y Varane. Alaba es importante, pero por Haaland hay un duelo galáctico.

El noruego, con Mbappé, parece encaminado a ser el nuevo ocupante del trono del fútbol mundial y Real Madrid y Barcelona pugnan por él contra ambos clubes de Manchester y un Chelsea, que parte en bastante desventaja. Los blancos son los mejores colocados en esta carrera a día de hoy por sus relaciones con el Dortmund y el interés de Raiola en abrir vía de negocio en el Bernabéu. También, por cada señal que Haaland lanza a favor de los blancos.

La carrera ha comenzado y dejara capítulos y capítulos hasta resolverse. No es la primera, ni la última. El mercado es un ring para ambos gigantes, que ya se pelearon por otras estrellas en ocasiones anteriores.

Dos estrellas de Brasil

Neymar Jr fue, posiblemente, la última gran gran estrella por la que Real Madrid y Barcelona pelearon en el mercado de fichajes. El por entonces jugador del Santos había llegado a probar de joven en la cantera blanca y el Real Madrid venía trabajando su fichaje. En los últimos compases, un problema con la titularidad de los derechos del jugador complicó la operación. El Barcelona se lanzó y se hizo con el brasileño, con el que han acabado en los juzgados hasta en tres 'Casos Neymar'. También, eso sí, les llevó a numerosos éxitos destacando la Champions League y un dominio notable en LaLiga con la MSN.

En ciertos momentos en París, Neymar buscó un posible regreso a Barcelona y también salió a relucir el Real Madrid como opción. Nunca llegó a darse y ahora, Neymar está cerca de renovar con los parisinos.

Neymar disputando un Clásico en el Bernabéu. Dejó actuaciones notables en Madrid con el Barcelona.

Otro caso relacionado con una estrella brasileña fue el de Dani Alves. El jugador más laureado de la historia estuvo realmente cerca de los blancos, pero acabó en Barcelona. El brasileño le lanzó varios anzuelos al Real Madrid cuando en 2007, pensó que su etapa en el Sevilla había acabado. Se quedó un año más y el Real Madrid parecía adelantarse en la carrera pero, el Barcelona le acabó firmando por 30 millones de euros. Ganó todo y más como culé, aunque su salida fue complicada.

Dos duelos por el gol

David Villa estuvo realmente cerca de ser jugador del Real Madrid. El español, por entonces en el Valencia, entraba entre los planes de refuerzo de los blancos en el verano de 2008 y de 2009. En un documental emitido en Canal 9 en ese primer verano, Cazorla, que también estuvo cerca, y Casillas hablaban de una posible llegada de 'El Guaje'. En su momento, con todo acordado, el Valencia pidió más dinero y el Real Madrid se retiró plantándose en los 40 millones de euros.

El asturiano renovó y el Real Madrid volvió a intentarlo en 2009. Al final, se decidió por Karim Benzema. En 2010, el Barcelona se haría con Villa por, casualmente, 40 millones de euros. Allí ganaría Ligas, Champions... pero una grave lesión en el Mundialito condicionó su etapa. Acabó saliendo al Atlético de Madrid, con los que ganó LaLiga en el Camp Nou. 

Con Luis Suárez se vivió una situación parecida. Ambos clubes estuvieron interesados en el verano de 2014 pero fue el Barcelona el que se acabó haciendo con su fichaje por más de 81 millones de euros. Junto a Neymar y Messi formó la MSN y ganaron la Champions esa misma temporada. El Real Madrid acabó trayendo a Chicharito cedido y contaba con Benzema y dos jovenes prometedores: RDT y Borja Mayoral, que no llegaban a la veintena.

El más galáctico de los galácticos

Mismos rivales, pero varios años atrás. El verano de 2003, el United llegó a anunciar en su web el fichaje de David Beckham por el FC Barcelona si el ahora presidente Joan Laporta ganaba las elecciones. El Real Madrid, también en la negociación, lo acabó cerrando antes por menos de 40 millones de euros. Al no fichar a Beckham, el Barcelona se lanzó a por Ronaldinho, jugador que acabó dominando el fútbol los siguientes años.

Beckham y Ronaldinho juntos en un Clásico en el Santiago Bernabéu. Sus nombres quedaron unidos por la operación del inglés.

El inglés fue el culmen a 'Los Galácticos'. Aunque su etapa futbolística no fue ni mucho menos desdeñable, llegando a ser clave en el tramo final de la última Liga ganada con Fabio Capello, se recuerda más en muchas ocasiones por su retorno en notoriedad, económico y publicitario. El dominio sobre el verde, eso sí, fue de 'Ronnie'.

La 'next gen': Ceballos, Vinicius, Theo...

Los últimos duelos en el mercado fueron por Theo y Dani Ceballos, dos jugadores que se llevó el Real Madrid y no acabaron de encajar. El francés regresó al Atlético de su cesión en el Alavés como lateral revelación de LaLiga y Real Madrid y Barcelona fueron a la pelea. Los blancos le acabaron convenciendo aunque el Barcelona puso sobre la mesa una mejor oferta contractual y hasta la posible marcha de Jordi Alba para darle a él la banda del Camp Nou.

El lateral nunca ofreció su mejor nivel en Madrid y en julio de 2019 fichó por el Milan, donde se está destapando como el futbolista que se esperaba. "Lo mejor para mí y para Achraf era irnos del Real Madrid", aseguró recientemente. 

Ese mismo verano, sucedió igual con Ceballos. El utrerano se destapó como un notable centrocampista en el Betis. El Real Madrid, campeón de Europa con Modric, Kroos y Casemiro en el centro, le veía como relevo y pensó en ficharle y dejarle cedido en Heliópolis. El Barcelona se metió en el fichaje y puso su disposición una plaza en el primer equipo. Los blancos, para evitar que Dani cambiara de planes, elevaron su oferta por encima de la cláusula y le dieron su hueco en la plantilla. No llegó a encajar con Zidane. Con contrato hasta 2023, está cedido en el Arsenal.

Vinicius es el tercer caso. El Barcelona preparó su fichaje con mimo desde los 15 años. Mensajes de Neymar, una visita a La Masía... Su oferta a Flamengo era de 25 millones de euros. El Madrid puso 45 y Vinicius aceptó. Estuvo cedido y ahora, trata de explotar su talento de blanco. El extremo, además, no duda en cuanto tiene ocasión de mostrar lo 'enamorado' que está del Real Madrid con declaraciones y hasta besando el escudo.

La primera pelea por la primera gran estrella

La primera batalla en el mercado entre Real Madrid y Barcelona fue por Alfredo Di Stéfano. El argentino fue firmado por el Barcelona desde River Plate, pero el delantero resultó no ser de River, ya que sus derechos eran propiedad de Millonarios de Bogotá, del que se fugó, tal y como estipuló la FIFA. Di Stéfano, por entonces en Barcelona, estaba en el alero. Los blaugranas no llegaron a un acuerdo con los colombianos pero sí, el Real Madrid. Así, con el mismo jugador fichado por los dos pero a distintos clubes, la FIFA acabó mediando a petición de la Federación. Estos decidieron que Di Stéfano debía jugar dos temporadas en el Barcelona y dos, en el Real Madrid.

Luis Suárez y Alfredo Di Stéfano en un Real Madrid-Barcelona.

El presidente del Barcelona, Martí i Carreto no estaba encantado con el fichaje y en la previa de un Real Madrid-Barcelona, el Barça puso fin al caso vendiendo los derechos que adquirió a River al Real Madrid por un total de 4,4 millones de pesetas. El jugador firmó por la mañana y esa tarde, le metía dos goles a su 'antiguo' club. Di Stéfano cambió la historia blanca siendo el líder de un conjunto que ganó ocho Ligas, cinco Copas de Europa, una Copa, una Intercontinental y dos Copas Latinas. También fue entrenador y presidente de honor del club. La Leyenda blanca, en mayúsculas.