CHAMPIONS LEAGUE

Mbappé-Haaland: una batalla para ser el mejor

Ambos suben el escalón que les faltaba mientras Cristiano y Messi se 'humanizan' tras más de una década. El noruego y el francés marcan más con menos edad.

El fútbol mundial está viviendo un nuevo duelo de jóvenes en lo mas alto. Los nacidos en los 90 vivieron la batalla entre la galaxia de sus ídolos de infancia como Zidane, Ronaldinho, Henry, Totti, Gerrard, Lampard, Raúl y compañía y vieron como era 'sustituida' por el 'Big Bang', un gran choque que crea un nuevo sistema, que tuvieron y tienen Messi y Cristiano. Ahora, estos se preparan para sufrir lo que ya hicieron ellos a sus ídolos. Mbappé y Haaland, que crecieron bajo la influencia del luso y el argentino, preparan el magnicidio de los viejos reyes y ya han iniciado su pelea por el trono. 

Kylian: un paso por delante

El que lo escenificó de forma abrupta fue Kylian Mbappé este martes en el Camp Nou. El francés iba 'solo' (Neymar estaba lesionado) a un escenario grande y 'maldito' para el PSG. Frente a Messi y dejando atrás a Piqué en una estampa camino de ser icónica para recordar el partido, el delantero de Bondy dio un vuelco a la historia del conjunto parisino en Barcelona. Del 6-1 para perder una eliminatoria que tenían ganada, a adelantarse en casa del Barcelona por 1-4 llevando la manija del partido.

Desde que Fabio Coentrao saliera del verde para dar a Mbappé Lottin sus primeros minutos como profesional en el Mónaco, el delantero francés ha crecido a un ritmo exponencial siendo solo con 22 años la estrella de un gigante europeo y de toda una selección francesa con la que ya es campeón del mundo.

A pesar de su corta edad, Mbappé ha sido protagonista en todos los títulos que posee y la colección de grandes noches europeas aumenta con el paso de las temporadas como esta de Barcelona, sin duda la mejor hasta la fecha, o la de Old Trafford (hizo el gol que pudo ajusticiar al United, que acabó remontando en París) con el PSG y con la que se presentó a Europa en el Stade Louis II con el Mónaco eliminando al todopoderoso Manchester City. Con la selección, sus octavos contra Argentina (otra vez lo sufrió Leo) con dos goles y una asistencia para ganar por 4-3 acabaron de asombrar al mundo.

Kylian rozó la Bota de Oro y el podio del Balón de Oro parece cuestión de tiempo. Con contrato hasta 2022, su futuro es una incógnita. El Madrid hace años que le quiere, teniéndole en su momento aunque dejándole escapar en favor del PSG. ¿Hacer grande del todo al club de su ciudad o triunfar en el gigante blanco? Es la pregunta que Kylian debe resolver. Su precio, según le Parisien, será superior a 200 millones de euros y el Real Madrid se prepara para tener contratado a la próxima estrella tras Cristiano para pelear o unirse con Haaland. 

A Haaland le faltan títulos, de momento

Erling Braut Haaland tiene dos años menos que Kylian Mbappé y aún le falta alguna gran noches y títulos para igualar al francés, pero en lo que a expectativas y rendimiento inmediato se refiere la balanza está más igualada de lo que se podía pensar.

De 1,94 de estatura y zancada rara pero efectiva para ser veloz, Erling Haaland no es el clásico 'cañonero'. Porque disparar es lo suyo, pero con una precisión que asombra. Erling tiene que ver más con los 'francotiradores'. No tanto en la distancia como en la efectividad que demostró este míercoles en Sevilla. Con 25 goles en 24 partidos, pocos jugadores pueden presumir en Europa de superar el promedio de gol por partido al que Messi y Cristiano estuvieron tanto tiempo abonados.

Haaland reventó el radar con sus nueve goles a Honduras en el Mundial sub-20 de 2019. Lo que parecía un hecho aislado del fútbol juvenil se ha convertido, salvando las distancias, en una tónica en el fútbol profesional. El noruego vive por y para el gol y tiene el don del depredador, descubierto en el RB Salzburgo y afinado en Dortmund. La temporada pasada, a caballo entre Salzburgo y la cuenca del Rühr, firmó su primera temporada de más de 40 goles (hizo 44) y se disparó el interés por él.

El United, a través de su exentrenador Solskjaer (coincidieron en el Molde), trató de convencerle y es el gran rival del Real Madrid en esta contratación en la que hay más candidatos. En 2022, saldrá al mercado por el acuerdo alcanzado entre Raiola, su agente, y  el club pero, este verano ya podría entrar al juego apremiado el Dortmund por la necesidad de más ingresos. El nuevo sucesor no tardará en buscar un destino más grande tras el trampolín amarillo. Puede que sea con Kylian o contra él. 

Un primer encuentro con polémica

El destino es caprichoso y más, cuando se hermana con el fútbol. Haaland y Mbappé ya se han cruzado en una primera batalla para dos carreras que ya apuntan a vivir la condena de ser comparadas. El noruego, recién fichado por el Dortmund, se cruzó en octavos de final de la Liga de Campeones contra el Paris Saint-Germain del delantero de Bondy. Ambos, jugaron su papel en la eliminatoria dentro y fuera del verde, ya que el noruego se creció y abrió una guerra dialéctica con el Paris Saint-Germain, no falto de gallos dispuestos a contestar. 

Haaland brilló en la ida con un doblete antológico que ponía al Dortmund en ventaja para viajar a París además meditando en ambos goles, una celebración marca de la casa que poco gustó a los parisinos. Pero Kylian, a la postre, tuvo más incidencia. El francés asistió a Neymar para que este marcara el 2-1 que daría motivos para la esperanza en la capital francesa. En un Parque de los Príncipes vacío a causa de la pandemia, Haaland y su Dortmund cayeron ante el PSG donde Neymar fue el líder en una remontada que culminó el gol de Bernat. Mbappé, tocado, salió pasada la hora de partido. Cuando terminó, Mbappé y sus compañeros se cobraron su particular venganza meditando sobre el césped de la capital parisina. Pensando en como habían derrotado al gigante amarillo con el que el de Bondy está destinado a cruzarse. 

Más precoces que Leo y Cristiano

Leo Messi creció bajo la tutela de Ronaldinho eclosionando en el ocaso del Barcelona de Rijkaard (aquel 3-3 en El Clásico fue su confirmación) mientras Cristiano fue el 'niño' de Sir Alex Ferguson en el United, donde se coció a fuego lento hasta conseguir la Champions y el Balón de Oro. Su irrupción fue brutal pero, a nivel de datos, Mbappé y Haaland han llegado a sumar más en menos tiempo aunque también en entornos y ligas menos exigentes que todo un Barcelona o un Manchester United.

La trayectoria en lo que a edades se refiere es relativamente similar. Messi ganó la Champions de 2006, aunque con un rol alejado de lo principal que es ahora, Cristiano jugó la final de la Eurocopa de 2004 con menos de 20 años y ganó en Europa a los 23. La similitud ahí con Kylian es evidente, aunque él cazó el premio del Mundial que se les escurrió a ambos de momento.

Respecto a goles, Mbappé está ya entre los máximos goleadores históricos del PSG y Haaland sube escalones en la clasificación de la Champions superando en pocas ediciones a mitos como Ronaldo Nazario. Así, Kylian y Erling han corrido más para superar la barrera de los 30 goles por campaña que los anteriores 'reyes'.

Cristiano lo hizo en su sexta temporada como profesional (23 años), Messi en su quinta (22 años) mientras Mbappé lo consiguió en su cuarta con apenas 20 años y además, lo mantuvo en esta pasada campaña (30 goles y 19 asistencias). Esta, con 21 tantos, va camino de repetir. Haaland fue el más precoz de todos llegando a marcar 44 tantos en 40 partidos con apenas 18 años. El trono tiene sucesores.