El Derbi

Atlético de Madrid - Real Madrid

ATLÉTICO-REAL MADRID

1x1 del Atlético: faltó matar al Madrid, Suárez no fue suficiente

Se escaparon dos puntos claves en el 88'. Koke dirigió al equipo desde el medio y Llorente puso el desequilibrio. Bendita vuelta de Trippier.

El Atlético regresó de partida a la defensa de cuatro, con Trippier y Hermoso de laterales. Comenzó presionando arriba, con Lemar por detrás de Suárez para intentar dificultar la salida de balón blanca. El uruguayo abrió el marcador en una gran jugada asistido por Llorente. En el inicio de la segunda mitad el equipo rojiblanco recuperó la intensidad en la presión y concentró ocasiones sin éxito, lo que le ocasionó tener que sufrir y acabar recibiendo el empate en los últimos instantes.

Oblak: Nada pudo hacer en el empate del Madrid, con Benzema marcando a puerta vacía. El esloveno había dejado una doble parada extraordinaria al francés en la segunda mitad. Tuvo que intervenir por primera vez a la media hora de partido para repeler un disparo potente de Casemiro desde fuera del área. Vivió un inicio de partido plácido, aunque el Madrid se fue acercando más a sus inmediaciones a través de centros laterales. En la segunda mitad tuvo que volver a actuar para despejar un disparo lejano, en este caso de Valverde.

Trippier: De vuelta al equipo y directamente al once tras perderse los nueve partidos anteriores por sanción. Es una bendición para Simeone y para Marcos Llorente, que le había echado mucho de menos. Se entienden de maravilla, con el ‘14’ picando al espacio para los pases de Trippier. Así surgió el gol de Suárez y varias jugadas de peligro. En defensa estuvo serio y muy atento de frenar a Asensio y a Mendy. En los últimos minutos sufrió más con Vinicius, pero es una gran noticia tenerle de vuelta.

Savic: En esta ocasión formó pareja de centrales con Felipe, algo más alejado del perfil derecho, aunque atento a la espalda de Trippier. En la salida de balón sin complicarse y en defensa en modo frontón, ya que el Madrid buscaba a Benzema con centros laterales. En los últimos minutos el equipo fue decayendo físicamente y replegando sobre la frontal de su área.

Felipe: Muy serio en la pareja con Savic, centrado en intentar evitar que Benzema jugase fácil. En varias ocasiones salió de sitio para perseguir al francés e impedir que se pudiese activar. Los jugadores del Real Madrid pidieron penalti por mano del brasileño, pero el colegiado determinó que no había nada tras revisarlo en el VAR. No vio la amarilla, por lo que podrá estar contra el Athletic.

Hermoso: Comenzó perfilado al lateral izquierdo, con Carrasco por delante y mucho apoyo al centro del campo en ataque, buscando ser siempre un foco para la salida de pelota. Estuvo muy serio y seguro ante Rodrygo, con las ayudas de Carrasco y la fortaleza en el cuerpo a cuerpo. Aunque le gusta menos jugar tan tirado a banda, no fue un lateral al uso y no se le vio en ningún momento incómodo.

Carrasco: Se había perdido los tres últimos partidos por problemas físicos y el equipo le había echado mucho de menos. Comenzó como interior izquierdo, por delante de Hermoso, pero siempre atento para echarle una mano. Aunque no está en su pico físico, siempre estiró al equipo, buscó entrar en juego y encarar a su par, dejando algún detalle técnico como con caño a Lucas de muchos quilates. Tuvo el segundo gol en un mano a mano con Courtois después de una gran asistencia de Suárez, pero no pudo con su compatriota. Se marchó sustituido pasada la hora de partido y el equipo notó su salida para mal.

Koke: Infatigable el capitán. Estaba en todas partes, bajando a recibir, iniciando el juego, pero también desplegando al equipo en la presión. El Atlético necesita su mejor versión para jugar con un once tan ofensivo y en el derbi la tuvo. Siempre un apoyo para sus compañeros a la hora de pedir la pelota y para hacer la cobertura. Encargado de que el equipo no se parta, en la segunda mitad tuvo más cerca a Llorente en el doble pivote.

Llorente: Pura potencia, es feliz cuando tiene a Trippier por detrás. El inglés vio su desmarque, se adelantó a Nacho por velocidad y puso un balón perfecto para Suárez. Puso mucho trabajo en el medio junto a Koke para frenar a la sala de máquinas blanca y no paró de tirar desmarques al espacio. Con el paso de los minutos se fue incrustando más hacia el pivote, algo que le permite llegar menos al área rival.

Lemar: Alcanzó los 100 partidos en el Atlético hoy por hoy como indiscutible en el once para el Cholo. Por detrás de Suárez, en la posición que más le gusta jugar para poder moverse con libertad en ataque, buscando asociarse con Carrasco en el perfil izquierdo y tirando muchas diagonales al espacio a la espalda de la zaga rival. Dejó un gran balón entre líneas para el belga y muy buen trabajo físico antes de dejar su lugar en el campo para Saúl.

Correa: Simeone le eligió por delante de João Félix por su sacrificio defensivo. Tirado a banda derecha, colaboró con Trippier y buscó entrar mucho en juego entre líneas, pudiendo girar y desequilibrar por dentro. Pudo matar el partido con un remate en el área pequeña donde no consiguió contactar con el esférico. En los últimos minutos se le notó desfondado, hasta dejar su puesto a Kondogbia.

Luis Suárez: Partidazo descomunal del uruguayo. La primera que tuvo, para dentro. Definición de crack en el área tras el desmarque al espacio, el pase perfecto de Llorente y conclusión con el exterior ante Courtois. Jugó extraordinariamente de espaldas para bajar la pelota y encontrar siempre al compañero mejor situado. Gran balón para dejar mano a mano a Carrasco, que no pudo marcar. Poco después pudo hacer su doblete en la jugada inversa, pero también atrapó el meta. Se quedó como boya convirtiéndose en un dolor de cabeza enorme para los centrales.

Los cambios no mejoraron al equipo

Saúl: Tuvo algo más de media hora supliendo a Lemar para poner más músculo en el centro del campo. Con la entrada de João se desplazó a la banda izquierda para colaborar con Hermoso en la faceta defensiva. Intentó tirar diagonales peligrosas con mucho despliegue físico y pisando el área de Courtois, pero no le encontraron en la mejor situación. Con balón aportó poco.

João Félix: Sustituyó a Carrasco para situarse en el ataque junto a Luis Suárez. Con el paso de los minutos se fue perfilando a la izquierda, con el equipo más cerrado sobre su campo en busca de mantener el resultado favorable. Prácticamente no pudo entrar en juego, y defensivamente le cuesta más seguir a su marca.

Kondogbia: Disputó los últimos diez minutos. Se situó en el doble pivote junto a Llorente para intentar detener las acometidas del Madrid y reforzar el juego aéreo del equipo. Pero, con el equipo hundido, acabó produciéndose el gol de Benzema en una jugada donde Kondogbia llega a tocar el esférico, pero con mala fortuna finalmente beneficia al propio delantero.