ATLÉTICO DE MADRID

Savic, un líder desde la zaga

El montenegrino sigue firmando una temporada extraordinaria y ante el Villarreal también sumó en el área rival. Es el jugador de campo con más minutos.

Savic celebra el primer gol del Atlético contra el Villarreal.
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

Stefan Savic se ha convertido en un peso pesado en el vestuario del Atlético. El montenegrino, pese a no llevar el brazalete, es uno de los capitanes rojiblancos, uno de los encargados de dar la cara gane o pierda y en ponerse por medio ante cualquiera que se meta con uno de sus compañeros.

Pero, además, está dejando una temporada extraordinaria. El central es el jugador de campo con más participación de la plantilla, 2.599 minutos solo superados por los 2.790 de Jan Oblak. Savic lo ha jugado todo en Champions y en Liga tan solo se ha perdido 270 minutos, tres partidos donde en dos estuvo ausente por sanción y donde el equipo tuvo un balance de una victoria, un empate y una derrota. El montenegrino se ha adaptado como un guante a esa posición de tercer central desplazado al perfil derecho, siendo el guardaespaldas ideal para los Trippier, Vrsaljko o Llorente cuando le ha tocado jugar como carrilero.

Contra el Villarreal, Savic volvió a ser determinante, pero en esta ocasión en las dos porterías. El Atlético comenzó con línea de tres atrás, pero con el paso de los minutos cambió a la tradicional línea de cuatro, con Hermoso actuando de lateral izquierdo y Savic formando pareja con Felipe en el centro de la zaga. El brasileño también ha dado un salto de calidad en los últimos partidos, dejando claro que se siente mucho más cómodo como último hombre en la línea de tres o formando pareja con otro central y no desplazado al perfil izquierdo como le tocó jugar durante la ausencia de Hermoso.

Si en defensa Savic fue un muro en La Cerámica, medio primer gol es suyo. Aunque finalmente Pedraza acabó introduciendo el balón en su propia portería, el central se impuso en el salto a un gran balón de Lemar y remató a la meta de Asenjo, que pudo repeler el esférico, pero estrellando contra el cuerpo de su compañero. El VAR anuló la acción por un fuera de juego inexistente y finalmente el gol acabó subiendo al marcador. Hubiese supuesto el tercer tanto de Savic como rojiblanco en 189 partidos, pero finalmente no subió a su casillero, aunque moralmente sí lo hizo (el defensa bromeó en las redes con Llorente diciendo que era suyo).

Savic pasa por un fantástico momento, sobresaliente físicamente y otorgando una seguridad espectacular a la zaga, sin complicarse ni cometer ningún fallo, pero esta temporada intentando aportar también con balón en la salida desde atrás. Un líder que cada vez que levanta la voz sus compañeros escuchan y que se ha ido ganando el corazón de la afición con su trabajo, rendimiento y su carácter sobre el campo. Con Savic, la seguridad está garantizada.