INTERNACIONAL

La maldición de Özil continúa

Tras salir del Arsenal y fichar por el Fenerbahçe, su rendimiento le sitúa en el punto de mira: derrota en tres de cinco partidos, eliminado de la Copa y negado de cara al gol.

La maldición de Özil continúa
KENAN ASYALI AFP

Se las prometía muy felices Mesut Özil, de 32 años, cuando anunciaba que abandonaba el Arsenal, el club donde había vivido un auténtico calvario en los últimos meses (sin jugar por no haber sido inscrito ni en la Premier ni en la Europa League), y anunciaba cumplir su "sueño" de fichar por el Fenerbahçe.

Su llegada llenó de esperanzas a un club donde el esfuerzo para pagar su ficha está siendo titánico, dadas las conocidas dificultades económicas del club turco. Özil prometió pagar el esfuerzo con unos resultados que no se han visto, de momento, en el terreno de juego.

En Inglaterra siguen la evolución de Özil, tras abandonar el Arsenal, y se muestran muy críticos con el alemán por lo mostrado hasta ahora. Eso que empezó bien y con victoria en su debut en Turquía, 1-2 ante el Hatayspor.

"La miseria de Mesut Ozil continúa en el Fenerbahce, pese a la salida del Arsenal", titula el periódico británico Mirror. Desde su llegada. el centrocampista alemán de origen turcó ha participado en cinco encuentros con un pobre balance: tres derrotas, que incluye la eliminación de la Copa de Turquía, tras perder en la prórroga en los cuartos de final ante el Estambul Basaksehir, y con una sequía manifiesta de cara al gol al no marcar ni tampoco haber dado ni una sola asistencia.

Para colmo de males, el Fenerbahçe ha caído hasta la tercera plaza de un campeonato turco que lidera en solitario el Galatasay, con tres puntos de ventaja, y es tercero, empatado a puntos con el segundo, el Besitkas, que cuenta con un partido menos.

El Fenerbahce perdió este fin de semana ante el Goztepe, equipo de la zona media de la tabla, después de haber sido derrotado por el Galatasaray a principios de este mes y perder el liderato en favor de su rival en el Clásico turco. Pese a los malos resultados y el cuestionado protagonismo del exjugador del Arsenal, éste hace todo lo posible por agradar a la afición turca. Tanto es así que Özil, que jamás cantó el himno de Alemania, ahora sí entona el himno de Turquía antes de los partidos de la liga doméstica, lo que le provocó un aluvión de críticas en su país.

Pese a todo en Turquía siguen sacando la cara por Özil, al que disculpan por la falta de actividad forzosa sufrida en el Arsenal. Lo hizo Ridvan Dilmen, exjugador del Fenerbahçe y de la selección turca: "No es fácil jugar al fútbol por primera vez después de 10 meses. No se construyó un equipo alrededor de él, Mesut llegó a este equipo. Creo que la próxima temporada será mucho mejor porque su contrato será de tres años y medio. A pesar de esto, respeto su entrega".