ESPANYOL

El Espanyol canta gol 156 córners y 233 días después

Desde julio ante la Real Sociedad, los blanquiazules no habían logrado anotar de saque de esquina pese a disponer de numerosas oportunidades.

Raúl de Tomás goleó.
GORKA LEIZA

Adri Embarba golpeó al corazón del área y Raúl de Tomás remató con la cabeza a gol. Un impacto inapelable después de un aclarado de Leandro Cabrera, un tanto de saque de esquina para el Espanyol que le daba los tres puntos ante el Sabadell y ponía fin a una estadística negativa de los pericos, quienes no anotaban de córner desde el 2 de julio pasado ante la Real Sociedad. Han transcurrido 156 córners, según las estadísticas de LaLiga, y 233 días desde entonces.

Aquel partido significaba (no matemáticamente) la última oportunidad del Espanyol para soñar de una manera real con la salvación, ya con Francisco Rufete en el banquillo, y de hecho empezó bien con el tanto de David López desde el córner. Una jugada de estrategia sacada en corto para que Embarba con la zurda pusiera un centro al primer palo y el capitán perico rematara entre dos defensores a gol. Un 0-1 que finalmente no valió de nada, condenado el Espanyol por sus propios errores como toda la temporada (2-1).

El Espanyol se despidió de Primera con 19 córners más sin ver portería y esta campaña logró anotar gol en el córner 138 del curso, después de 137 fallidos. Los de Vicente Moreno han tenido oportunidades y han rematado a los postes, como Cabrera ante el propio Sabadell. Con lanzadores como Fran Mérida o Embarba y rematadores con altura como David López, Calero, Cabrera o el propio RdT, el Espanyol es uno de los conjuntos que menos rédito ha sacado de estas acciones.

En partidos como ante el Sabadell, en los que los blanquiazules no fueron superiores a su rival y el encuentro podía abocarse al empate, las acciones a balón parado evitaron un tropiezo en la consecución del ascenso

En el saco de las jugadas a balón parado, los blanquiazules han sumado ocho tantos contando el de RdT de córner. Cuatro de ellos llegaron de penalti: tres anotados por el propio delantero madrileño y uno por Adrián Embarba. Hay que sumar dos goles de falta. Uno de RdT ante el Logroñés de manera directa y otro de Fran Mérida después de un saque en corto ante el Mirandés. Y, no de acción de córner pero sí de centro lateral, el Espanyol suma otros dos tantos. De Wu Lei en la jornada 1 y de Javi Puado ante el Mallorca la semana anterior.

En partidos como ante el Sabadell, en los que los blanquiazules no fueron superiores a su rival y el encuentro podía abocarse al empate, las acciones a balón parado evitaron un tropiezo en la consecución del ascenso. De aquí en adelante, incluso con la llegada de Nany Dimata, otro jugador con altura, debería aumentar el índice de goles desde la esquina.