PORTUGAL

Los leones rugen en Portugal

El Sporting lidera la Liga NOS con diez puntos de ventaja sobre el Oporto. El proyecto de Amorim con Adán, Feddal, Porro y Antunes, entre otros, triunfa.

Feddal, Adán y otros jugadores del Sporting celebran una victoria.
NurPhoto NurPhoto via Getty Images

Hace poco más de dos años, el Sporting Portugal vivía la mayor crisis institucional de su historia. Los jugadores más importantes del club se enfrentaron a la directiva y amenazaron a la institución con las rescisiones unilaterales de sus contratos después de que los aficionados del equipo asaltaran un entrenamiento por los malos resultados deportivos. Entre ellos estaban Bruno Fernandes, Rui Patricio, Willian Carvalho, Bas Dost y Gelson Martins, entre otros. Aunque finalmente no se produjo la anulación de los contratos, todos los pesos pesados del equipo abandonaron el Sporting en la siguiente temporada y media dejando un buen dinero en las arcas del club.

Con ese dinero recaudado en los dos últimos años (50 millones por Bruno Fernandes y 25 de Willian Carvalho, por ejemplo), el club tomó la idea de renovarse de arriba abajo y empezó la casa por los cimientos: fichó en verano a un entrenador por 10 millones de euros (el tercero más caro en la historia) al que otorgarle plenos poderes. La elección de éste, eso sí, fue arriesgada. El joven Ruben Amorim (35 años) sólo había entrenado 13 partidos en Primera al Sporting Braga, aunque eso sí, en su media temporada en la élite consiguió la Copa de la Liga portuguesa.

La plantilla también se renovó al completo. Algunos son viejos conocidos de LaLiga, como Adán, Porro, Antunes o Feddal, y otros eran unos casi desconocidos talentos del fútbol portugués (ninguno jugaba en Benfica ni Oporto) por los que los leones desembolsaron una buena cantidad de dinero. Ejemplos de ello son Gonçalves (6,5 millones) y Paulinho (16 millones).

Con el nuevo equipo armado, Amorim ha construido una máquina casi perfecta. Es el único club de las grandes ligas europeas que no conoce la derrota (16 victorias y tres empates) y también es el menos goleado, habiendo encajado sólo diez goles en la competición doméstica. La Liga NOS ya la tiene casi en el bote (le saca diez puntos al Oporto, segundo) y ya ha conquistado la Taça de la Liga, el primer título del nuevo curso en Portugal. La crisis ha quedado atrás. Ahora, los leones rugen.