LAS PALMAS

La carrera de obstáculos de Mesa

Las Palmas tenía decidido que lo mandaba de nuevo al Albacete. Mel desvela que frenó su salida ante las lesiones y las bajas por el COVID-19.

0
La carrera de obstáculos de Mesa
Carlos Diaz-Recio DIARIO AS

Ni que estuviera atrapado en su propia pelea contra el destino, empeñado como parece en mantener firme su idea de hacer vida en la Unión Deportiva Las Palmas, la trayectoria de Maikel Mesa en la entidad grancanaria parece una carrera de obstáculos. Afronta su tercera temporada en el club y, de momento, continúa sin ser constante en las alineaciones.

Si en su primera temporada, justos tras el descenso de Primera División, le costó coger el ritmo pese a jugar 26 partidos, la mitad de ellos como titular, en la segunda apenas contó con la confianza de Pepe Mel, lastrado también por una lesión de espalda, y tras jugar apenas siete encuentros fue cedido al Albacete, donde acabó siendo tan decisivo como el que más para mantener al equipo manchego en la Liga Smartbank.

Tan buen recuerdo dejó en el equipo del Carlos Belmonte, capitaneado ahora en materia deportiva por el grancanario Toni Cruz, que a punto estuvo de regresar esta misma semana a la Península. Tan cerca se encontró de regresar al Albacete, que solo lo impidió su entrenador. Y además, sobre la bocina.

Como relató ayer el propio Pepe Mel, su ex equipo pujó muy fuerte por él casi hasta el último segundo del mercado invernal, que se cerró el pasado lunes. De hecho, subió varias veces su oferta para hacerse con los servicios de Mesa. "El presidente lo dejó en mis manos", desvelaba el entrenador madrileño. En contra del centrocampista tinerfeño jugaban las estadísticas del curso (15 partidos jugados, solo 4 como titular, y apenas 482 minutos jugados), pero le enfermería le hizo un gran favor. Así lo explicaba Mel en las entrañas de la Ciudad Deportiva de Las Palmas: "Como dije ya, el equivocado era yo. Estoy acostumbrado al fútbol de toda la vida, pero no me había dado cuenta de lo que es la COVID-19. Tenemos a dos futbolistas fuera (Rober y Silva) y casi toda la cantera paralizada. Al final las plantillas no son extensas ni parecido. También tenemos varios lesionados. En el momento que ese bicho entra en el vestuario se lleva a tres o cuatro futbolistas por delante. Hemos decidido que la gente que podía salir nos puede ayudar y sumar, como ha pasado con Maikel Mesa". Otros, como Aridai, también comparten destino.

En cualquier caso, las ausencias mandan y Mesa, de no mediar contratiempo de última hora, estará citado para recibir mañana al Sabadell en el Estadio Gran Canaria. Titular contra el Mirandés, la mala imagen ofrecida por el equipo en Anduva convierte al tinerfeño en candidato a salir del equipo. Las llegadas de Mujica y Jesé, únicos fichajes invernales, le añaden más competencia en un frente de ataque superpoblado.

Su compromiso con la causa está, en cualquier caso, fuera de toda duda. Cuando tocó fue el primero en acordar con el club su reducción salarial y entre sus propios compañeros se valora con especial gratitud su ascendente y grata influencia en el vestuario, insuflando ánimos como el que más especialmente a los futbolistas que, como él, gozan de pocas oportunidades. Sin alzar la voz, continúa sorteando obstáculos. Pura supervivencia y deseo, más que demostrado y declarado, de jugar en Las Palmas.