Las Palmas

La redención de Maikel Mesa

Tras su irregular primer curso y la postrera cesión al Albacete, busca hacerse un hueco en Las Palmas. La temporada pasada no contó tras su lesión.

0
La redención de Maikel Mesa
@udlp_oficial

Nunca fue un secreto que el tinerfeño Maikel Mesa siempre anheló jugar en la Unión Deportiva Las Palmas. Así lo ha reconocido el propio futbolista antes y durante su vínculo profesional con la entidad grancanaria, en la que aún busca un lugar destacado tras dos temporadas con mucho valle y poco más que algún pico.

Tras el doloroso descenso a Segunda División, Mesa fue uno de los fichajes más ilusionantes que afrontó Las Palmas en aquel movido verano de 2018. Y eso que llegó sobre la bocina. Se cumplía así un antiguo deseo de las dos partes.“Desde juvenil de División de Honor, cuando estaba en el Laguna, siempre hubo ese interés”, confesó en una entrevista en AS. Maniatado como estaba por sus problemas de espalda, en aquel primer curso de amarillo jugó 26 partidos pero siempre con la sensación de que no terminaba de despuntar.

Ocurra que dichas dolencias no remitían, por lo que el centrocampista tinerfeño se vio obligado a pasar por el quirófano el 9 de agosto del año pasado en Madrid pasar sanar su maltrecha espalda, lo que le tuvo de baja hasta el mes de octubre, con el equipo más que rodado, con Viera al frente y en clara progresión como aspirante al menos a los playoff. Así, poder entrar en la rueda se hacía doblemente complicado, pues tampoco es que Mel rotara de manera ‘gratuita’.

Su último partido había sido el 25 mayo contra uno de sus ex equipos, el Osasuna (en Pamplona, 2-0), y no reapareció hasta el 3 de noviembre, en Zaragoza (3-0). Más de cinco meses sin jugar frenaron sus aspiraciones de abrirse un hueco en Las Palmas, por lo que en el mercado invernal, y tras haber jugado apenas siete partidos y 153 minutos, fue cedido al Albacete, acaso convertido en uno de los héroes de la salvación del equipo manchego. No le quedó más remedio, pues tampoco es que entrara en los planes de Pepe Mel.

A diferencia del curso pasado, Mesa empieza ahora desde cero con el entrenador sevillano. Antes de alistarse para esta pretemporada desveló una conversación con Luis Helguera, director deportivo amarillo, en la que, según el propio futbolista, le confirmaron que contaban con él. Más allá de su valor sobre el césped, en el club se valora su compromiso con la propia UD. Así lo demostró el verano pasado, cuando fue el primer miembro de la plantilla que pactó su rebaja salarial. Y en este no duda a la hora de destacar su felicidad en el regreso a los entrenamientos en Barranco Seco, opositando como está a ‘fichaje’ revelación.

Maikel Mesa afronta ahora su propia redención con la Unión Deportiva Las Palmas. Dicen que a la tercera va la vencida. También podría serlo para él.