ATLÉTICO DE MADRID

Simeone exprime su plantilla

La polivalencia de sus jugadores le da muchas variantes. Llorente empezó ante el Cádiz de carrilero, pasó al medio tras el descanso y acabó de punta.

Simeone da instrucciones a Koke y Llorente.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

No hay nadie que conozca mejor la plantilla del Atlético que Simeone. Y el Cholo sabe que cada uno de sus jugadores le dan múltiples alternativas, bien sea en el esquema actual con tres centrales y dos carrileros o volviendo a la defensa de cuatro. 

Si las bajas golpean al equipo, el míster no duda en reconvertir a sus jugadores para hacerlas frente. Con Hermoso, Carrasco y João Félix aislados tras dar positivo por coronavirus, la ausencia más larga a la que hace frente el equipo es la de un Trippier que se había convertido en dueño y señor del carril derecho. El inglés pasaba por su mejor momento de rojiblanco y lo había jugado todo entre Liga y Champions antes de recibir la sanción de la FIFA, a raíz de la denuncia de la Federación Inglesa, que le impide jugar hasta finalizar el mes de febrero.

La solución más natural para cubrir la baja del inglés es la de Vrsaljko, pero el croata todavía no está a su mejor nivel después de haber encadenado diez meses sin competir. Así, el Cholo ha ido moviendo sus piezas. Ante el Valencia, con empate en el marcador, dio entrada a Lodi por Vrsaljko y trasladó a Carrasco al perfil derecho. El belga estuvo brillante, participando en un gol, siendo incisivo y generando mucho peligro. Pero no ha podido repetir el experimento, ya que el belga dio positivo por coronavirus.

Una nueva vuelta de tuerca para Simeone, que situó en el costado a Llorente contra el Cádiz. El '14' no desentonó, pero perdió mucho radio de acción, algo que no se puede permitir el equipo. Por lo que, con la entrada de Vrsaljko en el descanso por Torreira, Llorente regresó al centro del campo para acabar jugando en punta cuando Herrera y Kondogbia sustituyeron por Lemar y Suárez. En el carril derecho se ha llegado a ver hasta a Giménez, para intentar cerrar la victoria contra el Getafe. A falta de Trippier, el Cholo se ha sacado de la manga múltiples alternativas reconvertidas e incluso tiene alguna variante más en jugadores como Vitolo o Correa, aunque Carrasco parece que puede ser el que tenga más continuidad cuando regrese.

Eso sí, el belga está brillando en un carril izquierdo, donde también han ido pasando múltiples alternativas. Con Lodi de recambio natural, Simeone apostó por Saúl en un puesto que ya ha participado en varias ocasiones para dejar una gran actuación contra el Cádiz. Además de Carrasco, Lodi y Saúl, también Hermoso ha jugado pegado a la banda, Lemar vio puerta contra el Valladolid desde ese puesto y Manu Sánchez tuvo minutos antes de salir cedido a Osasuna. Entre los tres centrales está claro que Savic va a la derecha, Giménez o Felipe al centro y Hermoso a la izquierda. Pero, sin este último, el uruguayo y el brasileño han alternado la incomodidad de tener que jugar basculados hacia la pierna menos hábil. 

En el centro del campo, el sacrificio de sus futbolistas permite a Simeone elegir entre múltiples alternativas para el pivote. Si Kondogbia y Torreira son los dos más naturales al puesto, Koke se ha adaptado como un guante a ser el jugador que inicia el juego y evita que el equipo se parta. Herrera también estuvo brillante en esa faceta y Saúl y Llorente, dos completos comodines para el Cholo, también han jugado ahí, aunque sufren más en la salida de balón. Lemar ahora es feliz partiendo desde una posición más centrada, aunque siempre puede volver a cualquiera de las bandas. 

Saúl y Llorente, para todo

Y arriba, el trabajo de Correa le permite aparecer como segundo delantero o como interior derecho cubriendo al carrilero y formando una banda prácticamente insuperable. João Félix también llegó a jugar cerca del costado y el omnipresente Llorente puede aparecer en cualquier puesto del ataque. Vitolo, aunque desaparecido del mapa, ha tenido minutos este curso en banda y también en punta. Una polivalencia que ha llevado al Atlético a quedarse en invierno con una plantilla de 22 jugadores, pero donde la gran mayoría puede aparecer en múltiples demarcaciones.

Casos como los de Saúl (ha jugado desde central, lateral, carrilero, interior, pivote, mediocentro, mediapunta y segundo delantero) o Llorente (carrilero, pivote, mediocentro, interior, mediapunta, segundo delantero y ariete) dan al Cholo la tranquilidad de saber que siempre va a tener comodines entre sus pupilos. El Cholo exprime su plantilla y aboga por menos cantidad de jugadores, pero más competencia interna donde todos ellos estén enchufados. Hasta el momento le está funcionando a la perfección, aunque ahora el calendario se aprieta y tendrán que aparecer los Dembélé, Kondogbia, Torreira... para dar un paso adelante.