NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ITALIA

La 'dolce vita' de Mario Balotelli en el Monza

Aunque apenas ha jugado una hora, suma un gol. El juicio con el Brescia parece resolverse a su favor y disfruta con su compañero Kevin-Prince Boateng.

Actualizado a
La 'dolce vita' de Mario Balotelli en el Monza
Jonathan MoscropGetty Images

"En los últimos años se ha perdido un poco pero sigue siendo joven". Así describía Roberto Mancini, seleccionador italiano, la situación de su expupilio en el Manchester City, Mario Balotelli. Aquel con el que se encaró por una floritura innecesaria en pretemporada en Los Ángeles varios años atrás pero al que siempre apreció y que ahora deja las puertas abiertas para un regreso a la selección italiana. "Sigue siendo el jugador italiano con mayores cualidades técnicas", aseguraba. A sus 30 años y aunque ha jugado apenas una hora, Mario Balotelli vive una nueva 'dolce vita' en el Monza de Silvio Berlusconi, dirigido por la fiel 'Mano del Rey', Adriano Galliani. Un equipo que marcha segundo en la Serie B y está entre los favoritos para el ascenso (a seis del Empoli, líder).

Su vida cambió cuando en diciembre el club monzesi le ofreció una nueva oportunidad tras su desafortunada salida del Brescia. Con los bresciani acabó rescindido, incluso echándole de las instalaciones y cruzando desagradables declaraciones entre Cellino, presidente, y su agente, Mino Raiola. Al final, acabó con denuncia de Mario a su antiguo conjunto.

Tras seis meses en paro y sonar para Cluj, Vasco da Gama, Genoa, el Pyramids egipcio, Barnsley o Besiktas entre otros, Mario se entrenaba con un club de la Serie D, el Franciacorta, a la espera de una llamada. Al otro lado de la línea, apareció el Monza.

A su llegada, tuvo que ponerse a tono y no fue convocado hasta la jornada 16 de Liga, donde unos pocos minutos le bastaron para hacer el primer tanto con la maglia rossa del Monza. Lo que parecía el inicio de la redención se quedó, de momento, en flor de un día, ya que ha estado fuera durante todo el mes de enero por culpa de una lesión muscular.

De los cuatro partidos que se ha perdido entra la visita al Mario Rigamonti, donde los fans del Brescia le recibieron con una pancarta que no pudo leer en vivo. "Hay jugadores que han amado esta ciudad. Para nosotros, no vales nada. Eres un hombre sin dignidad", rezaba el cartel colgado a las afueras del estadio. Para los tifosi puede que Mario no tenga valor, pero para el club de Brescia podría tener un notable coste. De momento, en el primera sesión abierta para examinar la rescisión de contrato de Balo, los jueces han decidido a favor del delantero y no del club de Cellino estimando que su conducta era merecedora de multa pero no justificaba el fin del contrato. Según la prensa italiana, los abogados de Mario pedirán hasta 800.000 euros al Brescia correspondientes a cinco meses de contrato.

A la espera de volver a los terrenos de juego, Mario Balotelli vive una nueva vida más dulce en Monza. Por el trato del club (¿Se atreverá con Silvio y Galliani?) y también, por la buena amistad que le une a otro famoso díscolo compañero de vestuario: Kevin-Prince Boateng, con el que no duda en posar en fotografías en redes sociales y compartir momentos hilarantes en los vídeos que facilita el club. Sus compañeros, a pesar de las conocidas andanzas de ambos, valoran tremendamente su calidad. "Mario hace cosas que no había visto en toda mi carrera y Boateng es excepcional", aseguraba el centrocampista Marco Fossati en Sky Sports hace varias semanas atrás.

Ampliar
NurPhoto

Con la 'vendetta' en marcha en los tribunales contra el Brescia, el equipo lanzado, con amigos en el vestuario y las puertas abiertas de la selección por parte de su gran valedor, Mario vive un momento dulce. Le toca recuperarse y trasladarlo al verde para que, a final de temporada, Silvio Berlusconi y Adriano Galliani firmen un nuevo compromiso con él. ¿Será de vuelta en la Serie A? Está por ver.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?