Inglaterra

La decisión final de Klopp: Van Dijk o Adrián San Miguel

Si el Liverpool quiere fichar un defensa y mantener al holandés en la lista del equipo debe prescindir de otro jugador. El español es el que tiene más papeletas.

Adrián, Van Dijk y Klopp.
AS

El Liverpool tiene un dilema con Van Dijk. El holandés se lesionó de larga duración en octubre y desde entonces, Jurgen Klopp ha tenido que hacer auténticos sudokus para completar su defensa. Sin ir más lejos, el pasado domingo ante el United, en el centro de la zaga red jugaron Henderson y Fabinho, dos centrocampistas reconvertidos. Esta situación obliga al conjunto de Anfield a tomar una decisión: fichar a un central en esta ventana de mercado y dejar definitivamente a Van Dijk fuera del equipo toda la temporada o mantener la ficha del que en 2019 fue elegido Mejor Jugador de Europa con la esperanza de que se recupere a tiempo para los partidos del final de curso.

Las reglas de la Premier obligan a los clubes a tener un máximo de 25 jugadores mayores de 21 años de los cuales, los no canteranos tienen que ser un máximo de 17. Si la plantilla está formada por 24 jugadores, los no canteranos deben ser como mucho 16 y así sucesivamente. El Liverpool se encuentra en esta situación: tras la lesión de Van Dijk, el holandés fue eliminado de la lista oficial de la Premier y la plantilla se quedó con 24 futbolistas profesionales de los cuales 16 no se formaron en las categorías inferiores del conjunto red. Si el Liverpool fichase un jugador profesional, no podría meter a Van Dijk en la lista, condenándolo definitivamente a perderse toda la temporada independientemente de que se recuperara a tiempo para las fechas finales.

Klopp aseguró hace unas semanas que el Liverpool no acudiría al mercado de invierno, pero la realidad es que la seguridad defensiva de su equipo ha disminuido considerablemente. La afición red pide a gritos un central y existe una posibilidad para fichar a uno e incluir también a Van Dijk: descartar a otro jugador. Si finalmente se utiliza esta fórmula, lo más probable es que el perjudicado sea el portero español Adrián San Miguel. Sus malas actuaciones tras la lesión de Alisson hicieron que Kelleher, del filial, se haya quedado con el puesto de portero suplente en las últimas convocatorias hasta el punto de que incluso llegó a jugar los dos últimos partidos de Champions en la fase de grupos. Klopp tiene hasta el 6 de febrero para tomar una decisión y entregar la lista definitiva a la FA.