REAL MADRID | VINICIUS

"Mi naturaleza es atrevida, no tengo miedo a perder la pelota..."

Vinicius repasa en la revista 'Gaffer' sus comienzos, su llegada al Madrid, el momento que atraviesa, quiénes son sus pilares fuera del fútbol...

Vinicius es el protagonista de un largo reportaje en 'Gaffer'.

Vinicius Junior (20 años) es el gran protagonista de un extenso reportaje de la revista Gaffer, en el que el jugador del Real Madrid repasa su actual momento así como sus orígenes, sus fortalezas, sus pilares fuera del terreno de juego. El brasileño empieza recordando su debut como jugador del Flamengo. Fue ante el Emelec en un encuentro de la Copa Libertadores, en la que marcó dos goles. Su celebración es siempre recordada (se puso unas gafas de sol). El joven jugador lo recuerda así: “Es la mejor celebración de todos los tiempos. Las mejores celebraciones siempre serán aquellas en las que corres hacia los seguidores, pero ahora tenemos tarjetas amarillas, así que no podemos hacerlo más. Ni siquiera sé cómo sucedió ese momento”, continúa explicando. “Solo fui a celebrar y alguien de la multitud me tiró las gafas, así que, naturalmente, las recogí y me las puse. Todo fue tan raro, pero terminó luciendo bien en la foto. Así que fue perfecto”.

Orígenes: “Recuerdo el primer día que mi padre me llevó a la escuela de fútbol del Flamengo, sentí que era la persona más feliz del mundo por hacer algo que más amaba. En aquel entonces, solo me preocupaba jugar al fútbol y divertirme; rodearme de gente que siempre creyó en mí y empujarme a hacer más. Hoy no es diferente. Mi peor hábito es pensar en el fútbol todos los días, 24 horas al día, siete días a la semana. Sigue siendo el mismo”.

Fortaleza: “Diría que mi mayor fortaleza es siempre tener la cabeza despejada. Nunca, nunca me rindo. Siempre me mantengo fuerte en lo que estoy convencido. Si miras lo que nos ha enseñado 2020, tenemos que aprovechar cada día, cada momento, ya que el mañana no está prometido. Dentro y fuera del campo. Cuando la pandemia, nadie podía creerlo y todavía no podemos. Entonces, tenemos que disfrutar cada momento como si fuera el último día de nuestras vidas”.

¿Le da miedo no arriesgarse?: “Así soy yo. Mi naturaleza atrevida ayuda al equipo cuando estamos perdiendo o empatando. No tengo miedo a perder la pelota ni a jugar con libertad. Siempre seré así para que la gente crea en mí”.

Su familia: “La mayor satisfacción es ver a mi familia y amigos felices y orgullosos de lo que vengo haciendo. Mi padre lo hizo todo por mí y por mi familia. Siempre estuvo ahí para defendernos y para darnos una vida mejor. Mi objetivo es seguir por esa vía, mejorar y tratar de ayudar al mayor número de gente posible”.

La lucha contra el racismo en el deporte: “Tenemos que continuar la lucha haciendo lo que estamos haciendo. Hamilton, Lebron James o Neymar, gente con una voz fuerte, siempre aprovechan la oportunidad para hablar sobre el racismo y es importante que eso sea así. Vamos a seguir luchando por la igualdad, debemos hacerlo. Para ser sincero, es una locura que se siga teniendo que hablar de esto a día de hoy. Espero que los niños, la próxima generación, no tengan que pasar por esto”.

Recuerdos de infancia: “Mi recuerdo más feliz es el título liguero de Flamengo en 2009, con el Emperador Adriano. Para ser honesto, no me gustaba ver fútbol antes de aquello, pero cuando el Emperador volvió cambió todo para mí. Vi todos los partidos esa temporada, recuerdo claramente todo”.