ITALIA

Felipe Melo vuelve a cargar contra Chiellini

El brasileño, que está en la final de la Copa Libertadores con Palmeiras, no se cortó al repasar su carrera en la Gazzetta dello Sport y hablar de Chiellini o De Boer.

0
Felipe Melo y Chiellini durante su etapa en la Juventus
GIUSEPPE CACACE AFP

Felipe Melo no se corta cada vez que tiene ocasión de hablar. El centrocampista de Palmeiras, recientemente clasificado para la final de la Copa Libertadores, concedió una entrevista a la Gazzetta dello Sport en la que tuvo a varios ex entre sus 'objetivos'. El principal fue Giorgio Chiellini, con quien compartió vestuario en la Juventus y con el que ya ha tenido varios enfrentamientos dialécticos en el pasado.

"Es un estandarte de la Juventus pero, desafortunadamente, siempre está haciendo daño. En el fútbol, lo que pasa en el vestuario se queda ahí. Sus compañeros de equipo deberían tenerle miedo porque si hablaba de alguien que jugó en la selección con él, tal vez mañana podría hacerlo de alguien con quien hoy comparte el campo", dijo el brasileño sobre las palabras que virtió 'Chiello' desde su autobiografía en referencia a Balotelli y al propio Melo, al que calificó de "manzana podrida".

"En Brasil lo llamamos ética. Si no tiene, es un problema. Yo tengo ética y por eso no hablo mal de él. Yo le apoyo. Espero que gane un torneo internacional y así sea más feliz en su carrera", añadía el centrocampista con altas dosis de ironía.

De Boer, siguiente objetivo

Felipe Melo también habló sobre la etapa de Frank De Boer en el Inter como entrenador. El jugador asegura que le respeta, pero no duda en criticar todo lo que fue su etapa allí.

"Había jugadores que no jugaban nada y podrían haberlo hecho bien en otro equipo. De Boer no lo hizo bien en el Inter. No se puede decir que es un entrenador de mierda, no se puede decir que es malo, le respeto como persona. Cuando él llegó, yo jugaba y pasé de jugar, a no jugar. No le puedo decir que es malo solo por no hacerme jugar. Era su decisión. Fue un gran jugador, pero en el Inter (como entrenador) no lo hizo bien. Hizo una cagada increíble. No sabía ni una palabra de italiano. Pero, ¿es culpa suya o de quien le pone ahí?", aseguró sobre el neerlandés que solo le alineó 184 minutos.